Existen muchos mitos y rumores alrededor de este tema, como el que afirma que en la película de Disney, El Rey León aparece una nube de polvo que forma la palabra SEXO, o aquel que menciona que artistas como Guns N’ Roses, The Beatles y hasta Gloria Trevi incluyen mensajes satánicos y sexuales en sus portadas y en sus letras, y qué tal todos los que se le atribuyen a marcas de refrescos y cigarros.

Más artículos de Pablo Mercado:
Diseño Sensorial
Coca Cola por los 5 sentidos

La publicidad subliminal siempre genera gran controversia y debate entre mercadólogos, psicólogos, publicistas y diseñadores; existen los que la reprueban o niegan y los que están a favor de la misma. Philip Kotler y Gary Armstrong por ejemplo, mencionan en su libro Fundamentos de Marketing que numerosos estudios realizados por psicólogos e investigadores de consumidores no han logrado encontrar un vínculo entre los mensajes subliminales y el comportamiento de los consumidores.

Por otro lado Laura Fischer, Jorge Espejo y más recientemente Martin Lindtrom afirman que este tipo de publicidad existe, y no sólo eso, si no que esta más viva que nunca y que es incluso mucho más efectiva que la publicidad tradicional.

Lo que si es cierto es que esta publicidad esta prohibida en muchos países y es penada por la ley.

A pesar de esto hay miles de spots de tv con anuncios ocultos e incluso existen tiendas que tocan piezas musicales en las cuales se ocultan mensajes grabados imperceptibles para la mente consciente cuyo propósito es inducir a los clientes a gastar más o disuadirlos de robar mercancía.

Pero en realidad, ¿qué es subliminal? Se considera publicidad subliminal todo aquel mensaje visual, auditivo o de algún otro tipo sensorial que se emite por debajo del umbral de percepción consciente y que incita al consumo de un producto o servicio.

Y acaso en el mundo actual, ¿no son muchas las cosas que escapan de nuestro radar consciente?, tal es el caso de la música ambiental en una tienda de ropa, es obvio que la escuchamos, pero estamos muy distraídos como para registrarla. O que tal los aromas que se esparcen en casinos, aviones, hoteles, automóviles y tiendas departamentales. ¿No son todos estos mensajes que llegan a nuestro subconsciente?

Es difícil determinar el grado de influencia que ejerce este tipo de publicidad en el individuo, pero las investigaciones más recientes finalmente han demostrado que si las condiciones son las correctas los mensajes subliminales funcionan y que a menor consciencia mayor manipulación.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL