La identidad gráfica y el nombre son dos de los componentes que ayudan a construir apropiadamente una marca, con la finalidad no sólo de que sea claramente identificada, sino de que sea debidamente diferenciada del resto de las firmas que se encuentran en el mercado. No obstante, otro de los elementos que ayuda a generar un buen branding es el desarrollo de un slogan potente y apropiado, que sea capaz de generar una buena recordación. En las siguientes líneas mencionaremos algunos de los puntos más relevantes para hacerlo.

El slogan de una marca debe ser sintético: se recomienda que se utilice un máximo de cuatro palabras, puesto que más harían difícil que fuera recordado. Además, hay que recordar este elemento estará presente en materiales como el packaging o los Stands que genere la marca, por lo que debe ser breve para poder ser colocado de manera eficiente.

Uno de los aspectos que hay que considerar al momento de hacer el slogan de una marca la musicalidad de la frase. Aunque no es obligatorio, es conveniente que exista cierta rima al hacer el texto, puesto que este elemento también ayuda a su recordación.

Para recordar está musicalidad en el slogan es importante que las palabras que se usan tengan un número similar se sílabas y que, de ser posible, rimen entre sí.

El slogan debe estar asociado no sólo a los valores de la firma, sino a su misión. Este último componente debe ser el eje para el desarrollo de la frase.

Es importante mencionar que una vez que se tengan realizadas distintas propuestas habrá que verificar a través de un sondeo cuales opciones resultan no sólo más efectivas en términos de brand awareness y engagement, sino también agradables para el público meta al que se está dirigiendo una determinada marca.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL