Desde finales de 2016 y durante todo el 2017, el concepto de Retail Apocalypse pasó a ser un término por demás relevante para varios minoristas en Estados Unidos.

Y es que, desde hace unos meses, en ese país se ha registrado un nivel importante de cierres a PDV, no sólo de pequeñas tiendas, sino también de grandes cadenas de retail que era insospechado que tomaran esta medida.

En 2015, US Census Bureau reveló que las ventas de la industria de retail reportadas en Estados Unidos, llegaron a los 4.73 trillones de dólares.

Sin embargo, con la llegada de comercio electrónico, el canal online ha tenido una participación considerable en el sector minorista, y su crecimiento continúa.

Al concluir 2017, estimaciones de Statista indican que las ventas de e-tailers en Estados Unidos llegarían a 409,208 millones de dólares; y al finalizar este año el monto podría ubicarse en 461,582 millones de dólares.

Cómo afrontar la realidad

Especialistas en retail coinciden que, una forma de responder mejor ante la preferencia del cliente estadounidense por el e-commerce, es mediante una transformación hacia la omnicanalidad, es decir, que una marca se encuentre tanto offline como digital, con el propósito de no quedarse atrás, pero sobre todo responder a las necesidades y hábitos de consumo del shopper y ser más rentables.

Keith Jelinek, director general de la Unidad Práctica Minorista y de Consumo de Berkeley Research Group, en entrevista para Business Insider, sugirió dos acciones que todo minorista debe considerar y aplicar para ser más competitivos ante grandes retailers digitales, al interior de su propia industria y ser más relevantes para el target.

  • Creación de marcas y productos propios: una forma de ser más rentables, y despertar el interés del cliente en la marca de retail, es mediante la creación de marcas y productos propios que reflejen la imagen, calidad y filosofía de la empresa. Al hacer esto, el minorista, además de incrementar su portafolio, eleva el nivel de preferencia del cliente y lo hace leal, ya que sólo encontrará ciertos productos en ese retailer.
  • Innovar en la experiencia de compra: ser novedosos en un PDV con ayuda de nuevas tecnologías como la Realidad Virtual, no es la única forma de mejorar la experiencia de compra, ni la que puede causar un mayor impacto positivo en el consumidor. El especialista explicó que Walmart, por ejemplo, ya cuenta con establecimientos, en los cuales hay espacios destinados a la prueba de juguetes, una medida de marketing astuta para mejorar la experiencia, hacer que el tiempo de visita se extienda, y darle al shopper la oportunidad de recorrer toda la tienda y gastar más.

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL