Ciudad de México.- La guerra entre estas dos marcas es una de las más añejas y duras del mercado. Por décadas Coca-Cola y Pepsi se han atacado una a otra con tal de conservar o ganar hegemonía. La firma roja siempre ha mantenido su posición como líder, pero esto podría cambiar conforme las generaciones de consumo crezcan.

Más notas sobre Mercadotecnia:
Las 10 reglas del proceso creativo según Steve Jobs
10 grandes publicistas

De acuerdo con la presidenta y CEO de PepsiCo, Indra Nooyi, Pepsi es una marca joven, mientras que Coca-Cola es para personas más grandes. Nooyi asegura que en países como India (la segunda nación más habitada del planeta) la gente joven prefiere Pepsi, de hecho la consideran como una Lovemark.

Si lo que Nooyi dice es cierto, ¿qué pasara cuando los jóvenes se conviertan en adultos y las “generaciones Coca-Cola” entren en decadencia? Sería devastador para Coca-Cola, quien efectivamente dirige la mayoría de su comunicación al público adulto, sobre todo ahora que trabaja en campañas contra la obesidad. Sin embargo su liderazgo no puede morir por un cambio generacional. La firma que transformó la Navidad y supuestamente inventó a Santa como lo conocemos no perderá tan fácilmente.

Es muy complicado calcular y prever el desempeño de ambas compañías. Lo más sensato es decir que seguirán evolucionando como el mercado se los dicte y su lucha encarnizada durará muchos años. Cada una se apodera de un segmento, algo que resulta muy sano para el consumidor y sus múltiples preferencias.

Beverage Digest publicó en mayo pasado un reporte con las marcas de refresco más vendidas en el planeta. La lista esta encabezada por la Coca-Cola clásica, seguida de la Coca de dieta, para dejar a Pepsi en el tercer puesto.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL