Salir de casa es una opción que pone en peligro la salud ante la pandemia de COVID-19. La recomendación es permanecer en el hogar, pero conforme pasan los meses, las necesidades de adquirir ciertos artículos, se hacen mayores y la gente comienza a añorar los centros comerciales.

Es por ello que la desarrolladora de centros comerciales como Forum Buenavista, Explanada Puebla, Paseo Interlomas y La Isla Mérida, Gicsa, aprovechará esto con un nuevo canal de distribución junto a Rappi para crear los primeros centros comerciales virtuales en México.

El concepto consiste -en concreto- en comprar en una sola aplicación, varios productos de las marcas que se encuentran normalmente dentro de un Centro Comercial, tal cual es como ir a la plaza, haciendo un solo pedido y recibiendo la entrega el mismo día.

Rappi incursiona en esta modalidad llevando el mall más cercano del portafolio de Gicsa a sus servicios y apoyando a la vez a los repartidores, quienes son los más afectados por la cuarentena.

Si bien Uber Eats brinda servicios creativos como llevar el cine a casa, por medio de Cinépolis o comida popular como la de Shake Shack, esta nueva modalidad extiende el catálogo que los mexicanos necesitan para no tener pretexto de salir y que los contagios puedan bajar paulatinamente hasta superar la pandemia.

Según estimaciones de la última edición del Statista Digital Market Outlook, el mercado de las apps delivery como, Didi Food, Sin DelantalUber Eats o Rappi, generó en México una facturación en pedidos de comida online por mil 300 millones de dólares.

El consumo además será reactivado gracias a estas acciones, beneficiando a la economía en la nación mexicana.

Te recomendamos: 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL