El Content Marketing es, sin duda, una buena manera de atraer, adquirir y llamar la atención de un público objetivo e impulsarlos a ser futuros clientes. Pero en varias ocasiones —seguramente te ha pasado a ti— es complicado crear contenido cuando no se tiene claro a quién se está ofreciendo el contenido que día a día se ofrece.

Por tal motivo, para diseñar una estrategia se debe antes analizar a el público objetivo y de esta manera se pueda satisfacer sus necesidades o deseos tomando en cuenta sus hábitos y costumbres, por eso es clave el uso de la Buyer Persona.

Un Buyer Persona es una representación del consumidor potencial, que está construida a partir de su información demográfica, comportamiento, necesidades y motivaciones de un cliente ideal. Pero lo más importante es colocarse en su posición para entender qué necesitan.

Además, con la ayuda de la Buyer Persona se podrá tener más claro cómo conectar con el cliente ideal.

Su importancia en las estrategias de Content Marketing

En el marketing de contenidos, la Buyer Persona es necesaria para entender a los consumidores de contenidos. Sin embargo, para entender lo que público objetivo desea obtener será necesario conocer:

  1. ¿Dónde vive?
  2. ¿Cómo consume contenidos?
  3. ¿En qué canales?
  4. ¿Qué temáticas le interesan más?
  5. ¿Quién y qué les influye?
  6. ¿Qué puedes aportarle?
  7. ¿Cuánto tiempo tiene para consumir contenido?
  8. ¿A qué retos se enfrenta en su día a día?

De tal manera que con los datos obtenidos se pueda tener una historia que la defina, además esto te ayudará a darle una personalidad y no sólo tener una serie de datos sin sentido.

En definitiva, una estrategia de Contenidos tendrá éxito si se conoce a el mercado para atraer y retener a posibles clientes con contenido valioso.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL