Hacer que un consumidor te lleve en la mente no es una tarea fácil; incluso al Gansito Marinela le costó trabajo y paciencia hacer que la gente lo recordara con todo y su creativo slogan. Y si esta tarea ya es de por sí complicada, lograr que los shoppers te lleven en su corazón es todavía más difícil, pues así como hay muchos tipos de shoppers con comportamientos divergentes, hay muchas marcas que a diario compiten en el campo publicitario por posicionarse en el mercado y aumentar sus ventas.

Más notas relacionadas:
3 claves de éxito en el Personal branding de James Rodríguez
Advertainment y Branding Emocional: Personalidades que se vendieron mejor tras su muerte
Hablemos de “El Piojo” y el manejo de su marca personal

A esa compleja misión que provoca que algunos marketeros se hayan hecho amantes del café, por aquello de la concentración y la inspiración requerida, se le llama Branding Marketing, una herramienta que hoy día es fundamental para la supervivencia y éxito de una empresa.

Sin embargo, hacer Branding Marketing no sólo conlleva memorizar el nombre de una marca o que los consumidores la identifiquen en los puntos de venta; requiere de la fidelidad de los clientes y de, hasta cierto punto, ser una marca insustituible para ellos.

Pero, ¿cómo crear, a través de la publicidad, una imagen de la empresa que haga que los clientes se sientan identificados con ella y que además quieran ser parte de la misma?

Consulta el texto completo en la versión impresa

Foto: Shutterstock

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL