BMW llamó a revisión a alrededor de 40,000 vehículos en China, debido a una falla técnica provocada por bolsas de aire defectuosas.

La automotriz alemana revisará 41,685 unidades producidas entre enero y diciembre de 2012, dio a conocer la autoridad en China de control de calidad en productos (ASDIQ).

El defecto consiste en que cuando las bolsas de aire delanteras se inflan, un estallido repentino de gas podría provocar astillas en los cristales que pueden representar un peligro potencial.

La compañía tomó una medida similar en diciembre de 2016, cuando retiró 200,000 vehículos por el mismo defecto en los airbags.

La ASDIQ detalló que de esos vehículos con fallas, 168,861 fueron manufacturados entre diciembre de 2005 y diciembre de 2011, en tanto que 24,750 fabricados entre julio de 2005 y diciembre de 2011.

Esta es la más reciente llamada a revisión de vehículos por parte de una compañía automotriz de gran envergadura como Ford, Chrysler, General Motors, Honda y otros, debido a la misma falla.

La razón es que Takata, la firma japonesa proveedora de bolsas de aire para éstas y otras firmas automotrices, admitieron una falla en sus productos que llevaría a su explosión y a que arrojen despojos a los pasajeros.

Autoridades en Estados Unidos multaron a la firma con 200 millones de dólares, en tanto ésta anunció su posible declaración de quiebra.

Aunque la compañía estimó su ganancia neta para 2016 en 193.87 millones de dólares, expertos afirman que el escándalo le podría costar hasta 13 mil millones de dólares.

BMW debió el 20.6% de sus ventas al mercado en China, incluso por encima de Estados Unidos, con 18.1% del total en 2015, de acuerdo con información de Statista.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL