La industria minoristas en diversos sectores a nivel mundial está presentando cambios debido a las tendencias de consumo. Esto ha llevado a las tiendas minorista a innovar para impactar al consumidor a través de la optimización de sus puntos de venta, experiencias digitales a través de plataformas sociales y estrategias a través de bases de datos para la detección de las necesidades y nuevas demandas de los consumidores de una manera más oportuna.

De acuerdo con datos de Statista, las fuentes más utilizadas por las compañías a nivel mundial son las redes sociales, páginas web. transacciones en línea, entre otras. No obstante, la innovación no se debe concentrar solo en las plataformas digitales de los retailers para atraer al consumidor.

De acuerdo con datos de Deloitte UK, las tiendas minoristas deben apostar por estrategias de marketing enfocadas a un consumidor que está en constante expectativa de experiencias durante la realización de compras en tiendas físicas. Esto se puede lograr por medio de la personalización del servicio que se ofrece en el punto de venta.

Pero, hay que tener en cuenta que uno de los factores más poderosos que puede tener una tienda física es el escaparate. No hay duda. El escaparate es esencial en la comunicación entre el retailer y el cliente. Después de todo, es uno de los principales factores estimular e incitar la entrada de posibles clientes a la tienda.

Entre las principales acciones para llamar la atención del shopper a través del escaparate son las siguientes:

  • Promover los productos nuevos.
  • Comunicar promociones exclusivas.
  • Informar de próximos eventos.
  • Informar promociones del día o temporada.
  • Señalar novedades como remodelaciones, próximas aperturas.
  • Decorar con los productos o servicios que se ofrecen.
  • Crear deseo de posesión en el consumidor a través de escenarios atractivos.
  • Crear tráfico de potenciales clientes con llamadas a la acción.
  • Mostrar una buena imagen.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL