Autonomía: Habilidades Socio-Emocionales, las competencias del siglo 21

636

Es la regulación de la conducta del ser humano, desde sus propias normas. Es el poder de decidir conscientemente qué reglas son las que van a guiar su comportamiento. Sí se refiere a ser capaz de hacer lo que uno quiere, pero no sólo eso, es analizar lo que creemos qué debemos hacer y considerar si de verdad debemos hacerlo o si lo estamos haciendo por las razones correctas. Obvio se relaciona con la moral, de hecho, este concepto tiene su origen en la filosofía, en una libertad individual moral, ósea, eres realmente autónomo cuando usas tu consciencia moral para realizar tus objetivos. 

Así como las demás habilidades, tiene cinco competencias que la construyen:

1. Iniciativa

Es la capacidad para idear, inventar o emprender cosas. Ésta es súper importante a nivel empresarial, pues el empleado no está esperando órdenes, sino es lo suficientemente proactivo para hacer lo que le corresponde y además dar un plus siempre. Todo jefe agradece no tener que estar supervisando constantemente a sus empleados porque tiene la confianza de que tendrán el drive para lograr sus metas. Ojo, creo vehementemente que la iniciativa perse y sin causa puede ser peligrosa. No hay nada peor que un tonto con iniciativa. Si no tienes objetivos bien estructurados y fundamentados, pues de nada te sirve. 

Pero entonces ¿qué te hacer tener iniciativa?, pues de inicio eres capaz de generar autoridad para dirigir a los demás; eres muy competente para la vida y para lograr tus metas; determinas tu libertad, valores e intereses a través de la reflexión crítica (ésta es la parte más importante por obvias y ya mencionadas razones).

2. Creatividad

Cuando puedes producir cosas nuevas y valiosas, resolver problemas de un forma original, de darle luz a algo único y además hacer que funcione, entonces eres una persona creativa. Se cree que es una cualidad con la que naces y sólo tienes que desarrollarla pero bueno, tampoco es que existe el gen creativo, así que no se me asusten. Yo en lo personal creo que cualquiera puede lograrlo si le da rienda suelta a su imaginación y deja todos sus miedos a un lado. De hecho considero que los paradigmas son el enemigo de la creatividad. Piensa en aquellos genios que callaron al mundo con sus locuras, salieron de lo cotidiano, de lo normal y se atrevieron a soñar. Es más voy a citar uno de los discursos más increíbles que hay…

Here´s to the crazy ones, the misfits, the rebels, the troublemakers, the round pegs in the square holes, the ones who see things differently; they´re not fond of rules and they have no respect for the status quo. You can quote them, disagree with them, glorify o vilify them, but the only thing you can´t do, is ignore them… because they change things, they push the human race forward, and while some may see them as the crazy ones, we see genius; because the people who were crazy enough to think they can change the world, are the ones who do. 

Así que vuélvete loco cambiando las cosas, en una de esas derrumbas paradigmas y cambias al mundo. 

3. Liderazgo

Por supuesto que éste forma parte de la autonomía. No puede existir el uno sin el otro. Ser líder es ser autónomo y viceversa. Claro que tenemos que primero entender correctamente el concepto de líder, pues mucho lo tienen un poquito tergiversado. Es aquel que puede considerar a los demás e identificar los puntos de vista ajenos de manera reflexiva. Se vincula con el otro y los incluye en su toma de decisión. Pero sobretodo lograr conectarse con su necesidad. Como se pueden dar cuenta el liderazgo no está nada relacionado con la autoridad, ni con la jerarquía, por lo tanto, el tener un puesto más alto o con más responsabilidades no te hace líder. Pero el involucramiento con el otro sí, lo mucho que puedas influir en ellos para darles otra visión. Tampoco lo confundas con un ídolo.  Tom Peters dice que “un verdadero líder no genera seguidores, genera más lideres”. Ve en la gente a sus aliados, no a sus subordinados, encuentra en ellos cualidades y les ayuda a potencializarlas, no a apagarlas para él ser el que más brille. 

Ya sé que hay diferentes tipos de liderazgo, desde el autocrático hasta el transformacional, pero según yo, está mal planteado pues para mí esos podrían ser jefes de una empresa, de un estado, de una familia, etc. Pero para el liderazgo debería de ser a secas. Aquel que influencie, motive a las personas, las dirija asertivamente a actuar a favor de una meta en común, y que además sea ética y traiga beneficios para todos. Que empodere y comparta el control, que sea congruente con sus valores y principios y éstos sean siempre a favor de la humanidad, que reconozca el talento y tenga la visión para desarrollarlo y que esté dispuesto a correr riesgos para él y para su equipo.

4. Toma de decisión

Desde qué comer hasta a quién correr, es un proceso continuo que requiere cierto análisis y una acción. Todo el tiempo estamos decidiendo, tal vez no conscientemente (tristemente), pero elegimos algo y vamos por ello. El problema viene cuando no eres capaz de hacerlo por ti mismo o por las razones correctas. A todos nos ha pasado, pedimos un consejo y terminamos haciendo algo que no queríamos o dejamos de hacer algo por no tener a nuestro lado a alguien que nos alentará. Este es el punto más importante para la autonomía, pues nada de lo anterior funciona si no hay el detonador. Lo que genera la acción. 

Para poder hacer una toma de decisión asertiva, primero debes de definir tu problema, sino ¿cómo le vas a dar una solución? Segundo, analiza de forma crítica ese problema, y entonces ve todas las posibles soluciones que puede tener y evalúalas conscientemente, no te apresures, toma tu tiempo, hay muchas alternativas pero tienes que estudiar cada una y compararlas, por último elige una y sin miedo a equivocarte. Claro que existe la posibilidad del error, pero seguro aprenderás de el y elegirás mejor para la siguiente. Sino, entonces ahí radica tu verdadero error, en no aprender nada. 

5. Auto-eficacia

Saber la falta y resolverla. Tú fuiste quién se puso las pilas y consiguió la venta que le hacía falta al equipo para completar la meta. Sabías que se necesitaba y no dudaste en hacerlo. Fuiste eficaz. Claro que el auto habla de uno mismo y cómo en lugar de resolverlo para los demás, lo haces para ti. Crees y confías que en tu persona está la capacidad de organizar y ejecutar las acciones necesarias para conseguir con éxito tus metas. 

Tu actitud lo es todo, tus pensamientos están enfocados en conseguir resultados óptimos y no dejas que ningún pensamiento negativo se meta en tu cabeza. Las personas con esta cualidad tienden a ver problemas con posibles soluciones, no sólo problemas difíciles; tienen un verdadero interés por lo que van a realizar; se recuperan más rápido del fracaso, son resilientes, y por supuesto, no pierden el sentido ni el compromiso, pues son perseverantes. 

Pues ya lo tienes, las cinco competencias para incrementar una de tus habilidades socioemocionales, la autonomía. Entre más independiente seas, más lejos vas a llegar. Me parece que todo entrepreneur debe de contar con esta habilidad. Y seguramente desde niño se la fomentaron. Fue alguien que si tenía hambre era capaz de hacerse un sándwich aunque estuviera sólo. Que podía plancharse la camisa que quería usar, o meter una lavadora para no quedarse sin ropa interior limpia. Como padres, el mejor regalo que le pueden dar a sus hijos es la autonomía. Enseñarles a vivir sin que alguien les resuelva las cosas, es asegurar su futuro. 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL


Artículo anteriorEvent Marketing: 5 tecnologías que debes integrar en tus eventos
Artículo siguiente¿Qué es cash & carry?
#mujer #33años #mexicana #psicóloga #terapeuta #especialistaenadolescentes #criminóloga #socióloga #tallerista #conferencista #coachempresarial #coachindividual #emprendedora #escritora #diseñadoradeprogramasdeprevención #maestra #preguntona #cinefila #tomboy #curiosa #vegetariana #defensoradelajusticia #respondona #rebelde #feminista #aventurera #ecologista #humanista #chavitacool #ciudadanadelmundo #malhablada @missposhblood