España.- Universal Pictures ha querido que su nueva película de terror espante incluso antes de llegar a las salas de cine y es por eso que ha pedido la ayuda de la agencia SrBurns para asustar a los españoles durante la campaña de promoción.

Más notas sobre Ambient Marketing:
Un restaurante móvil guiado desde Twitter
Una escultura hecha con miles de vasos desechables

La estrategia BTL consistió en utilizar los mupis publicitarios ubicados en parabuses y plazas comerciales como “Cajas Sorpresa” pues dentro se escondía una chica caracterizada como uno de los personajes de la cinta Las Brujas de Zugarramurdi.

Cuando alguien se acercaba a ver el anuncio o esperaba el transporte público la chica rompía en cartel de papel asustando a los peatones o clientes a punto del infarto. La acción tuvo lugar en comercios y calles de Madrid.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL