Uno de los comentarios más dichos por una persona interesada en ingresar al mundo de los negocios es que “la gente siempre tendrá hambre”, por lo cual un emprendimiento que busque ofrecer alimentos o bebidas tendrá siempre un mercado que aprovechar.

Sin embargo, cuando se trata de un negocio al tamaño de las grandes cadenas como McDonald’s, Taco Bell, Wendy’s, Subway, entre otras, las reglas del juego cambian, en especial para mantener el interés –y la compra frecuente– del consumidor. Es por eso que la innovación se convirtió en el principal componente de las estrategias de marketing para lograr una conexión profunda con el consumidor.

Una encuesta realizada por la consultora Cint muestra que el 66.18 por ciento de los encuestados declararon que visitaron un establecimiento de McDonald’s en 2018. Mientras que Taco Bell se posicionó como una segunda opción con un 47.92 por ciento, seguido de Subway con un 47.58 por ciento, entre otras. Sin embargo, en los últimos años la oferta de las cadenas de comida rápida se ha desarrollado con la integración de nuevos productos que apelan a las demandas actuales del consumidor. Por ejemplo, las hamburguesas vegetarianas de Burger King, o la inclusión de vegetales en el menú de McDonald’s.

Pero también está el caso de aquellas marcas que no han avanzado con las nuevas exigencias del mercado. Krystal, es un gran ejemplo. Recién la cadena de restaurante de comida rápida, Krystal, anunció su bancarrota en el mercado estadounidense, donde solicitó la protección del Capítulo 11, luego de tener deudas estimadas entre 50 y 100 millones de dólares.

En Estados Unidos, Krytal opera 82 restaurantes de propiedad, además de 116 de formato franquicia en mercados como Alabama, Arkansas, Florida, Louissiana, Mississippi y Virginia, por mencionar algunos.

El cambio que explica la bancarrota de Krystal está en los gustos y preferencias del consumidor. El menú de Krystal va desde desayunos, papas fritas, postres y bebidas, sin embargo, es muy similar a los productos que manejan otras cadenas de comida rápida, donde es probable que se vea superada en la calidad de los productos.

Según la propia compañía, los gustos y preferencias de los consumidores no son los únicos cambios, también se ha registrado un aumento de la competencia, así como una proliferación de restaurantes y plataformas de entregas en línea.

Te recomendamos:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL