• KFC no quiere perder de vista su tradicional slogan “para chuparse los dedos”.

  • Hace poco lanzó acciones publicitarias para regresar a las bases, por medio de digital y exteriores.

  • Hoy, acusan a la marca por promover la acción cuando la situación de la pandemia de coronavirus resulta un peligro.

Ante la pandemia los detalles que parecen mínimos pueden ser de vida o muerte y KFC se toma muy en serio el tema.

Las marcas están dispuestas a eliminar sus campañas si es necesario y dos marcas se han aventurado a hacerlo aún cuando esto implica enormes pérdidas: Hershey’s bajó su publicidad porque invitaba a dar abrazos y Coors Light detuvo una campaña antes del lanzamiento para evitar tomar a la ligera el home office.

Ahora KFC no quiere que la gente se chupe los dedos. Y es que más de 160 personas se quejaron ante la Autoridad de Estándares de Publicidad (ASA) de Reino Unido por su campaña “Finger Lickin Good”. Previamente reportamos la campaña.

Te recomendamos:

La entidad publicitaria investiga a la firma, pero KFC ya gestiona la crisis de marca provocada por el coronavirus.

Por medio de un comunicado, replicado por The Drum, la compañía confirmó la cancelación temporal de esta acción publicitaria en el país que contemplaba digitalizal y medios exteriores.

El medio obtuvo declaraciones desde la empresa.

“No parece que sea el momento adecuado para transmitir esta campaña, por lo que hemos decidido hacer una pausa por el momento, pero estamos muy orgullosos de ello y esperamos volver a lanzarla en una fecha posterior”

La música clásica de Chopin, el Nocturne op. 9 No.2, acompaña a la escena en la que los consumidores literalmente se chupan los dedos por la delicia de comida que plantea la compañía de la mano de la agencia Mother London.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL