Si se quiere llegar a clientes frecuentes, con los que ya se tiene una relación y comunicación más sólida, una estrategia de marketing directo es excelente opción.

Como su nombre lo indica, el marketing directo es un tipo de mercadotecnia que busca llegar al cliente, sin intermediarios, es decir, acercarse de forma directa para hacerles llegar información sobre lanzamientos, promociones, contenido relevante, recompensas directas, entre otros.

En nuestro Estudio Anual de Inversión en Below The Line 2017 se indica que las empresas en México destinaron 4,028 millones de pesos el desarrollo de campañas de marketing directo durante 2016.

Aunque dicha inversión se encuentra muy por debajo de otras estrategias como activaciones, marketing digital o el desarrollo de eventos, la mercadotecnia directa sigue ofreciendo resultados benéficos para las marcas, dada su segmentación.

Si bien cada campaña y tipo de mercadotecnia aplicados se eligen en base a objetivos, el marketing directo ofrece una serie de ventajas que a continuación se mencionan:

Facilita la interacción

No sólo el marketing interactivo es capaz de favorecer la interacción y comunicación continua entre marca y consumidor. Con una estrategia de marketing directo también es posible interactuar, inclusive de forma más personal y con enfoque específico.

Permite tener una base de datos robusta y actualizada

Al incluir estrategias como email, programas de lealtad o SMS marketing, desarrollar un marketing directo requiere de una base de datos robusta y actualizada que permita hacer llegar información puntual a un target específico o bien segmentado.

Personaliza y segmenta

Contar con una base de datos hace que una campaña de mercadotecnia directa llegue a los consumidores meta, ya que el contenido generado será personalizado y dirigido hacia un público determinado.

Es más cercano al cliente

Desarrollar una estrategia de marketing directo permite estar más cerca del cliente y que él también sienta un trato especial. Personalizar contenido, hacerlo llegar de forma puntual, en momentos clave y que reflejen un conocimiento detallado del consumidor, hará que éste se sienta bien por recibir atenciones específicas.

Resultados medibles

Ya sea que se trate de un email marketing, programas de lealtad, un CRM o llamadas, la información que se obtenga de la campaña es completamente medible y susceptible de análisis.

Cuenta con varias estrategias y formatos de contenido

Al llevar a cabo una estrategia de marketing directo, la  marca puede elegir entre diversas técnicas, según sus objetivos. Además, una campaña de mercadotecnia directa no se limita a ciertos formatos de contenido.

Genera y/o fortalece la fidelidad del target

Tener una atención especial y personalizada con el cliente, hacerle llegar contenido más allá de promociones o lanzamientos, que le sea relevante y tenga valor agregado, son factores que habrán de influir considerablemente en su lealtad.

Disminuye la competencia

Por ser un tipo de marketing que llega de forma específica a ciertos consumidores y clientes, y el contenido está segmentado, se mantiene más discreta la estrategia ante la competencia, y la comunicación con el target sigue siendo directa y personalizada.

No hay marketing y acciones BTL mejores que otras, cada una persigue objetivos diferentes y da resultados distintos. La clave está en la selección correcta de la estrategia, ejecución y medición de resultados.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL