Tal vez tus amigos emprendedores han tenido la oportunidad de compartirte sus estrategias de marketing para darle un mejor posicionamiento a su negocio o te han sugerido hacer ciertos cambios para que tu empresa tome un mejor rumbo, eleves tus ventas o ganes más clientes.

Es probable que muchos de esos consejos te ayuden a conseguir varios de esos objetivos mencionados, pero es importante que como emprendedor y dueño de un negocio, no todo lo que a unos les funcione a ti te resultará benéfico o eficaz para lograr que tu empresa sea exitosa. Es por esto que debes tener muy presente el tipo de negocio que tienes, tu target final y los productos o servicios que ofreces para entonces determinar qué estrategias de marketing te vienen mejor.

Sin embargo, hay algunas ideas o cosas que sí pueden impulsar tu negocio, sin importar a qué giro comercial o industria pertenezca.

Crea una identidad gráfica

Tener una identidad que defina tus valores de marca, modelo de negocio, objetivos, giro comercial, productos o servicios que ofertas y cuál es el target que quieres tener es necesario que definas la identidad gráfica de tu negocio, es decir, contar con un logotipo, nombre, colores, tipografía y cualquier otro elemento visual que haga resaltar tu marca del resto de tus competidores.

Para saber qué tan buena ha sido tu elección de dicha identidad, pregunta a tus familiares, amigos y gente cercana para que te den su opinión, y también puedes solicitar asesoría para que te ayude con esta labor.

Selecciona la red social que más te convenga

El uso de Internet y social media son dos recursos de los que una empresa hoy en día no puede prescindir, y más aún cuando el consumidor o shopper actual tiene una o más cuentas en redes sociales, se informa a través de ellas e interactúa por medio de Facebook, Twitter, Instagram y otras.

Ante este escenario, como empresario debes estar en social media y elegir la red que más favorezca a tu negocio, es decir, aquella que te brinde mayor exposición y aumente tu número de clientes.

Mejora tu visibilidad e imagen en Internet

Esta idea o punto va muy de la mano de las redes sociales, por lo que se sugiere tener  una cuenta de Google+ para que el target logre ubicarte fácilmente en Internet. Revisa si tu negocio figura en Google Maps, así como los comentarios que se han hecho sobre tu empresa para que puedas saber qué imagen tiene el consumidor de ti y también para establecer contacto con las personas que solicitan datos adicionales de tu negocio o para dar seguimiento a alguna queja o comentario negativo.

Hoy en día invertir en publicidad digital resulta más conveniente que un volante.

Apuesta por el Networking

Buscar colegas y crear alianzas estratégicas con pares es una excelente idea, incluso cuando tu negocio ya está bien posicionado. Tengas varios años en el mercado o tu negocio esté en sus inicios, optar por el networking te dará la oportunidad de compartir y que te den ideas, de recibir retroalimentación y estrechar lazos comerciales donde ambas partes saldrán beneficiadas.

Algo que puede ayudarte a establecer este tipo de sinergias es acudir a eventos o reuniones donde se convoca a emprendedores de diferentes industrias para conocer a pares o personas con las que puedan aliarse; oto método es utilizar las redes sociales como LinkedIn para contactar personas que tengan negocios similares.

Antes de rentar un espacio, verifica que la zona te favorezca

Hay negocios que son excelentes proyectos, bien planeados, con personal capacitado, productos o servicios de calidad que si no son ubicados en el espacio correcto, puede ser que no logren el éxito esperado y no atraigan clientes.

Antes de decidir en qué punto de la ciudad instalarán su negocio, es necesario no perder de vista el tipo de target al que está dirigido su negocio, productos que ofreces y cómo quieres que sea concebida tu empresa, para entonces localizar la zona ideal para la apertura de tu tienda.

Vende tu marca y productos narrando historias

Sabemos que la finalidad máxima de todo negocio es vender, pero si piensas hacerlo de forma acartonada, los resultados pueden no ser los esperados. El shopper actual ya no se conforma con comprar artículos que satisfagan, de cierta forma, sus necesidades; el consumidor ahora es más exigente y para engancharlo no basta con contarle las bondades de tus productos.

La tendencia para vender más, generar engagement, y hacer que tu target aumente y se mantenga fiel a tu marca radica en la narración de historias donde el cliente pueda asociar tu brand y productos con su vida diaria y sus necesidades y como estos ayudaron o dieron solución a alguien en determinada situación.

 

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL