Las redes sociales pueden favorecer sobremanera el aprendizaje de los niños dentro del aula y fuera de ella, siempre que haya un acompañamiento en el desarrollo de las capacidades de los estudiantes y que el uso de estas herramientas digitales sea el adecuado para los fines que se persigan, pues las consecuencias de publicar información personal, sobre todo cuando se trata de menores de edad, pueden ser muy desagradables.

Más notas relacionadas con Internet:
8 tips para manejar crisis en redes sociales
Redes sociales…¡más allá de los likes!
6 tips para un plan de RP en redes sociales

De hecho, en un estudio realizado por la Asociación de Consumidores de Navarra Irache se reveló que el 76% de los padres están preocupados por el uso que sus hijos le dan a las redes sociales.

En este contexto, el portal Educación 3.0 emitió las siguientes recomendaciones para que la utilización de la red favorezca en el aprendizaje de los pequeños:

1. Ayudar a los menores a registrarse y a crearse un perfil en la red social que vayan a utilizar. También es importante conocer las condiciones de uso y privacidad de la red elegida.

2. La formación, tanto de los profesores como de los padres, desempeña un papel clave a la hora de desenvolverse a través de las redes sociales, navegando con los chavales a través de este tipo de páginas.

3. Es necesaria una supervisión de los contenidos que manejan los alumnos en las redes sociales, así como establecer unos horarios de uso bajo.

4. Fomentar el diálogo con los menores es positivo: hacerles entender qué consecuencias tendrían y cómo les afectaría una imagen o un contenido inadecuado; también conocer cuál es su lista de contactos, la necesidad de respetar normas de uso, así como no establecer amistad con personas desconocidas.

5. Restringir el acceso al perfil de los estudiantes para proteger la información privada y los datos personales que publican. Elegir una contraseña difícil de averiguar y cambiarla de manera periódica.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL