La necesidad de contar con un asesor inmobiliario es cada vez más consciente entre los clientes que buscan comprar, vender o rentar un bien inmueble.

La seguridad que la colaboración de este tipo de profesionales ofrece a este tipo de procesos es evidente.

No obstante, de la mano de una mayor demanda, llega por definición una mayor oferta y convertiste en la mejor opción en el mercado es cada vez más complejo.

En este sentido, Jorge Letayf, director de mercadotecnia de RE/MAX México, comparte cinco consejos para el asesor inmobiliario sume valor a su labor y se convierte en la opción con la que todos los clientes quieren trabajar:

Foco en el cliente, no en la comisión

“Existen dos tipos de Asesores Inmobiliarios, los que se enfocan en las necesidades e intereses de sus clientes, y aquellos que se enfocan solamente en la comisión. El éxito de un Asesor Inmobiliario se construye al poner a tu cliente primero, trabajar para su beneficio sin estar al pendiente de la recompensa al final del proceso”, aseguró el vocero de RE/MAX México.

Esto no quiere decir que la comisión quede en segundo término; sin embargo, atender al cliente el primera instancia podría asegurar la ganancia para el asesor.

Conviértete en un recurso indispensable

Aunque la labor y valor de los asesores es cada vez más reconocida, es necesario reforzar la importancia que tiene su colaboración y conocimiento en cualquier proceso.

“De principio a fin y aún después del cierre, debes posicionarte como la primer fuente de información en todo lo relacionado con el inmueble de tus clientes. Mientras más confíen en tu apoyo, será más fácil generar valor a tu desempeño”, detalló Jorge.

Define las expectativas

“Para ganarte la confianza de tus clientes debes de ser muy claro al explicar exactamente qué es lo que pueden esperar de ti durante todo el proceso. Un ejercicio que ha ayudado a muchos Asesores Inmobiliarios es entregarle a tus clientes una pequeña encuesta en donde te puedan explicar qué tanto saben acerca del proceso de corretaje. También es recomendable que les entregues una lista donde les muestras los pasos a seguir en el proceso de corretaje puedes entregarles algo tipo ‘Check List’”, recomendó el directivo.

Con esta estrategia se consiguen muchos beneficios como alinear las expectativas de tus clientes, dar claridad al proceso y entregar mayor valor a la labor del asesor.

Seguimiento

Es importante mantener informados a los clientes sobre el avance de su proceso en todo momento, incluso si las cosas se han movido poco.

Contacto después del cierre

Con el cierre no termina la labor del asesor. Los clientes que han cerrado su negocio son una potencial oportunidad para conseguir nuevos prospectos.

“Estarás cometiendo un gravísimo error si al despedirse en la mesa del cierre de la operación no vuelven a saber de ti. Así que no te olvides de ellos para poder continuar agregando valor a tu servicio”, concluyó Letayf.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL