• Es una realidad que la pandemia ha modificado gran parte de los hábitos de compra de los consumidores y de las marcas.

  • Lo cierto es que las jornadas a veces ya poco tienen que ver con una tradición, sino que en general estos representan grandes movimientos económicos de diferentes sectores.

  • Sin embargo qué pasara con estas jornadas de compras. Un estudio de Privalia, determinó que el 73 por ciento de los consumidores, dijo que compraría en esta jornada de compras online, pero solo un 10 por ciento aseguraba que se iba a gasta más que el año anterior.

Es una realidad que la pandemia ha modificado gran parte de los hábitos de compra de los consumidores y de las marcas. Comúnmente las jornadas destinadas para incrementar las ventas, han sido desde siempre una de las herramientas más recorridas por los retail.

Con la llegada de la pandemia, muchas jornadas de descuentos se han tenido que aplazar y modificar su fecha en el calendario. Lo mismo ha pasado con gran parte de estas fechas, como fueron el Amazon Prime Day, el Buen Fin, entre otros.

Lo cierto es que las jornadas a veces ya poco tienen que ver con una tradición, sino que en general estos representan grandes movimientos económicos de diferentes sectores. Jornadas como El Buen Fin o Amazon Prime Day ya son ediciones que se celebran más por lo rentable que pueden llegar a ser que por una tradición de compras.

Sin embargo, si bien estos procesos representan grandes ventas, ingresos importantes de cara a la nueva normalidad, Estos también se verán modificados por el contexto de pandemia y coronavirus.

Algunas previsiones

Hoy por hoy las ventas tradicionales y las jornadas han perdido su fuerza durante la pandemia. Sobre todo porque han sido arrasadas por un contexto donde el consumidor se encuentra en recesión, por tanto la inversión ha sido mucho menor este año que en ediciones anteriores. Esto lo hemos visto en el regreso a clases, por ejemplo, en los días festivos, como día de las madres y del padre, que el consumo a quedado de lado, al tiempo que permaea un ambiente de recelo, en gasto, por estas fechas.

Sin embargo qué pasara con estas jornadas de compras. Un estudio de Privalia, determinó que el 73 por ciento de los consumidores, dijo que compraría en esta jornada de compras online, pero solo un 10 por ciento aseguraba que se iba a gasta más que el año anterior.

De alguna manera este estudio puede evaluar el ritmo de compra de estas jornadas de compra. Recordemos que esta jornada, durante el año pasado, rompió récord en ventas, superando incluso al Black Friday.

También puedes leer:

Lo que pueda pasar con estas jornadas es casi un misterio, sin embargo, es un hecho que serán muy distintas a lo acontecido anteriormente. Porque estas jornadas oscilarán entre unos consumidores que son mas selectivos con sus gastos al tiempo las empresas esta en medio de una ansiedad por salir de las afectaciones de la pandemia.

Lo que nadie duda es sobre la idea de la importancia de estos procesos de promociones y ventas. Por ejemplo, en el caso de El Buen Fin, incluso el senado ya está pensando en impulsar dos grandes jornadas de ventas, una durante el primer semestre del año, y un segundo durante el segundo semestre.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL