Uno de los aspectos más difíciles de convertirse en adulto, es la gestión de finanzas personales, ya que aunque ahora existe un sueldo fijo, también están las rentas y membresías, la despensa, la gasolina y la mensualidad del gimnasio.

Y aunque parece imposible hacer que el dinero alcance para todo lo anterior (y a veces más), es posible siguiendo una planificación estratégica que si se lleva al pie de la letra, hasta permitirá ahorrar un poco.

Las recomendaciones que harán más fácil la gestión de finanzas personales

  1. Evalúa qué gastos no son necesarios
    Haz una auditoria durante un día completo y anota cuáles son los gastos que regularmente haces. Esto te ayudará a saber que tal vez gastas mucho en café o en botanas, por lo que podrás diseñar estrategias que te permitan eliminar esos gastos, como llevar café y fruta de casa.
  2. Diseña una bitácora de gastos
    Siempre anota los gastos que realizas, esto te ayudará a saber en qué se te ha ido el dinero, además de ser otra alternativa para descubrir “gastos hormiga”, como son la compra de un cigarro diario y 4 veces al día o el pago del estacionamiento que podrías evitar si caminas.
  3. Ahorra
    El ahorro es un hábito sumamente difícil de crear, sin embargo nada es imposible. Así que puedes buscar formas que hagan menos pesado este objetivo, como ser parte de una tanda con alguien de confianza o consultar los planes de ahorro de tu banco.
  4. Compara precios
    La comparación de precios es una técnica que puede ser bastante funcional cuando estás buscando optimizar gastos. Puedes hacerlo cuando hagas el super, ya que algunas marcas son menos costosas que otras e incluso tienen productos de mejor calidad.
  5. Establece presupuestos
    Sobrevivir a la quincena será mucho más fácil si desde el principio contemplas cuáles son los gastos que tienes. Por ejemplo, si la mensualidad del gimnasio, la renta y las membresías, son una cuota fija, no cuentes con ese dinero para otra cosa.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL