Las novedades en punto de venta son notorias gracias a que las grandes marcas han reaccionado con rapidez ante las nuevas necesidades de los clientes. Solo unos meses después ya se pueden ver cambios notables en los procesos de compra-venta.

Aunque algunos parecían improvisados “en lo que pasaba la crisis sanitaria”, en realidad se han extendido como novedades que llegaron para quedarse, ya que el tema de cuidar la salud y evitar contagios no se irá pronto.

  • Prioridad al servicio para llevar. Los establecimientos cada vez hacen más pequeña el área de consumo en el lugar y crecen el servicio en los autos o en las cajas, pero con una predisposición a tener listo el pedido para llevar, esta tendencia es permanente. Por ejemplo, Burger King está diciendo adiós al concepto que hasta ahora se conoce en sus restaurantes, los cambiará radicalmente en instalaciones y tamaño, el nuevo diseño será mucho más pequeño, con aproximadamente un 60 por ciento menos de espacio que un restaurante tradicional, dando prioridad al área de estacionarse.
Burger King
  • Afiliaciones y descuentos. Una constante en la apertura de e-commerce de las empresas, ha sido el solicitar al cliente que sea leal y se una a programas de afiliación. El ejemplo más reciente lo da Club H&M, cuya afiliación es gratis y de acceso ilimitado, que para animar en mayor medida al cliente le da una oferta de 3 meses para pagar los productos. Otro ejemplo lo da IKEA en México primero abrirá su tienda online y lo hará en físico posteriormente, pero ya está abriendo su mercado desde hoy, ofreciendo descuentos a sus primeros clientes inscritos en su página.
  • Autoventas. Hay que poner especial atención en los medios que se le da a los clientes en las tiendas, ya que muy pocos quieren interactuar con vendedores, prefieren mantener la sana distancia de todos, así que eligen comprar desde casa o ir al punto de venta pero prácticamente a autovender, a elegir él solo y rápidamente lo que necesita, para estar el menor tiempo posible. El mejor ejemplo es el concepto de Nike Rise, donde el cliente entra y de inmediato puede comenzar a escanear para revisar características, precios y disponibilidad incluso para irse a otra tienda de la empresa. La compañía da todas las herramientas para que el consumidor no tenga dudas del producto o del proceso y esto apunta a una autoventa.

  • Conexión entre digital y físico. El punto de venta que no esté conectado en físico y digital parecerá obsoleto. Las empresas deben hacer eficientes sus procesos orientándolos hacia ventas que faciliten a los consumidores dar clic y obtener un producto en su casa o en la tienda, sin mayores complicaciones. Amazon y Walmart dan cátedra en internet sobre lo que es un punto de venta omnicanal a seguir.

Te recomendamos:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL