Ciudad de México.- En Finlandia se hacen smartphones igual que en China, sin embargo no cuestan lo mismo a pesar de que prácticamente tienen las mismas funciones. La diferencia es que el finlandés tiene escrita la palabra Nokia y el chino lleva un manzanita pintada.

Más notas relacionadas:
7 tips para el diseño en packaging
Nuevas formas de impactar al consumidor

 

Las marcas no son sinónimos de los productos que representan, quizá un Lumia 900 sea mejor (técnicamente) que un iPhone 4S, sin embargo las palabras y logos que los acompañan les dan el valor que los hacen diferentes.

Fernando Rincón, director de Marketing Scribe, compartió las cuatro diferencias básicas entre los productos y las marcas.

1.- Objeto – Signo. Un producto es un artículo que ofrece funciones para satisfacer necesidades o solucionar problemas. La marca es un signo, algo que representa otra cosa que no es, es decir, las marcas son status, son emociones, son jerarquía.

2- No comunica – Comunica valores. El producto es un objeto inerte, la marca tiene vida y comunica valores: amor, pasión, fortaleza, felicidad, justicia.

3.- Sensible al precio – Sensible a Necesidades. Un producto está directamente relacionado con el precio y las marcas con las necesidades, de manera que a pesar de no ser un objeto tangible es más cercano al consumidor.

4.- Ofrece lo mismo – Ofrece diferenciadores. La mayoría de los teléfonos inteligentes tienen las mismas funciones básicas, la diferencia son las marcas.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL