Debido al gran potencial que tiene el below the line para conectar con el otro, es muy común que las marcas recurran este tipo de estrategia para conquistar a sus consumidores y además los vuelvan partícipes en ciertos acontecimientos que serán parte de su vida, por ejemplo: pedir matrimonio.

Más notas relacionadas:
5 flashmobs para pedir matrimonio de una forma creativa
Co-branding negativo: El Maizón y Conciencia Ciudadana vs. el matrimonio gay
Organización utiliza un billboard para defender el matrimonio gay

Un ejemplo de ello son las siguientes situaciones, en las que para dicha petición siempre tuvo que haber una marca como aliada y proveedora de la experiencia.

Más de un millón de likes obtuvo una fotografía publicada en Facebook, que a primera vista contenía seis envases de Coca Cola, pero al mirar con detalle se trataba de un peculiar mensaje: una propuesta de matrimonio.

“Preciosa Eloise, ¿te casarás conmigo?” es lo que formaban las seis latas, que fueron personalizadas por Donnie McGilvray, a través de la página que la empresa refresquera habilitó para que los consumidores pudieran imprimir sus propias etiquetas con sus nombres.

Captura-de-pantalla-2014-08-13-a-las-12.53.05

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL