Uno de los principales puntos de contacto con el consumidor se realiza dentro de los Puntos de Venta (PDV), es por eso que, cada vez que una marca realiza la apertura de un nuevo PVD su planeación va más allá de la experiencia o imagen del retailer.

Por eso, considera los siguientes puntos antes de abrir un Punto de  Venta:

1. Ubicación

La ubicación de un Punto de Venta es importante. Por tal motivo, toma en cuenta los puntos estratégicos de tu ciudad,  por ejemplo, las zonas de negocios, los atractivos turísticos de la localidad y las vías de comunicación disponibles. Analiza las bondades de tu ciudad para elegir el mejor sitio para tu PDV. Sobre todo, apuesta por entornos agradables, eso otorgará un punto extra a la experiencia de compra de tus clientes.

2. Flujo peatonal

Como se mencionó en el punto anterior, la ubicación de tu Punto de Venta debe ser una prioridad, por tanto, busca la mejor zona con la que puedas estar a la vista de tus clientes ideales.

3. Vías de comunicación disponibles

La apertura de un nuevo Punto de Venta significa una nueva oportunidad de acercar la marca o valor a nuevos consumidores, por esa razón, busca que la ubicación de tu PDV tenga excelentes vías de transporte.

Por ejemplo, que el Punto de Venta se localice cerca de las zonas de población, que sea de fácil acceso para los clientes, que existan cruces o vías de enlace en buenas condiciones, asimismo que el lugar cuenta con todas las facilidades de aparcamiento e intenta que el entorno en el que se encuentre el PDV sea animado y atractivo.

Recuerda que en ocasiones la renta o adquisición de un local para colocar tu Punto de Venta puede resultar bastante caro. Además, no todos los negocios obtienen beneficios reales de ciertas ubicaciones, por tanto, evalúa las probabilidades de éxito de los locales disponibles analizando su ubicación, flujo peatonal y vías de comunicación.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL