Las compras online están modificando los hábitos de consumo de las personas, al grado que ahora ciertos sectores se ven perjudicados a la par que incrementa la importancia del e-commerce. Un ejemplo de ello son las marcas de dulces o chocolates que esperan a ser agregados al carrito de compras mientras los consumidores esperan en área de cajas.

Notas relacionadas:
Shopper marketing: 3 impulsos que influyen en tus compras
Advergaming incrementa 10 veces impulso de compra
Marketing Promocional: ¿Qué tanto sabes sobre las preferencias en promociones?

Así, otras marcas de distintos segmentos de consumo tienen que encontrar nuevas soluciones para generar compras por impulso para los consumidores que cada vez más migran a las tiendas online. En pleno siglo XXI tal vez sea necesario redefinir qué es comprar por impulso cuando los hábitos de los shoppers han cambiado sobremanera. Con base en esto, a continuación se presentan 3 evidencias de que el e-commerce revoluciona la compra por impulso en los retailers.

1. De acuerdo a la publicación Ad Age mientras más personas compran en línea disminuye la posibilidad de que las personas compren por impulso mientras esperan en la fila de las cajas en el supermercado.

2. Un estudio de Deloitte publicado en 2013 advertía que sólo el 43% de las compañías entendían a la perfección cuáles eran las estrategias digitales a seguir. Hoy, dos años después todas las empresas deben estar preocupadas por disparar las compras por impulso en las plataformas que usan los consumidores. Por ejemplo, Mondelez ahora impulsa este tipo de ventas a través de Facebook y Hershey’s usa el botón Amazon Dash para vender los chicles Orbit.

3. La compra por impulso en e-commerce es una oportunidad para las marcas, por ejemplo en China los chocolates de Hershey’s se venderán online al triple de lo que se esperaba en los próximos cinco años.

Finalmente, la línea que separa la compra por impulso en las cadenas de retail y los puntos de venta tradicionales de lo que ocurre online es tenue, un ejemplo de ello se dio en México el pasado mes de julio cuando la marca de helados Häagen-Dazs hizo una alianza con Uber para que los usuarios en vez de viajes pidieran helados a domicilio. Sin duda se trató de una interesante estrategia de marketing promocional que generó compra por impulso.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL