Tras el asesinato de nueve personas en una Iglesia Episcopal Metodista en Charleston, Carolina, muchas personas pidieron se retirara la bandera confederada (representa a los estados sureños de EU) de lugares públicos, ya que el autor material de dicha masacre apareció en un vídeo portándola, lo que representa un insulto para la comunidad afroamericana.

Notas Relacionadas:
Walmart podría revolucionar el retail con tecnología de punta
Conoce “Papi Fútbol”, la nueva campaña de Walmart
Walmart lanza 400 productos en favor del medio ambiente

Sin embargo muchas personas reprocharon esta medida, pues argumentaron que no todos los que se sienten identificados con ese símbolo están en contra de la comunidad negra estadounidense, por ello un hombre decidió mandar hacer un pastel con la figura de la bandera y acudió a una tienda Walmart en su localidad para hacer el pedido.

Al momento de solicitarlo, los empleados del retailer se negaron a fabricarle un pastel con dicha imagen, pese a su enojo el hombre se fue pero regresó al día siguiente pero ahora con otra petición, hacer un pastel con la bandera del grupo islámico ISIS.

Pedido que fue aceptado por Walmart y sin ningún reparo le entregaron su pastel al día siguiente. Ante este hecho, el hombre se quejó en un vídeo que subió a YouTube en el que reprocha la actitud del retailer al negarse a hacerle el pastel de la bandera confederada pero si aceptó hacer un pastel con el logotipo de un grupo que mata a personas por ser de otra religión o por sus preferencias sexuales, o simplemente por no estar de acuerdo con su ideología.

Ante esto, Walmart ofreció disculpas por tal acción, argumentando que la persona encargada en ese momento no sabía del significado de ISIS.

Este vídeo deja muy mal parado a la cadena de retail, por lo que tendrá que implementar una estrategia de marketing que reposicione su branding ante sus consumidores.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL