• El gobernador de Puebla, Miguel Barbosa agradeció a Volkswagen y Audi que acaten las reglas.

  • Volkswagen no fue tan afectiva y dijo que no le queda de otra que esperar a que el decreto del Gobernador no tenga vigencia.

  • La industria automotriz genera cerca de 980 mil puestos de trabajo directos de los que dependen poco más de 3.6 millones de mexicanos.

Mientras el gobernador de Puebla, Miguel Barbosa agradece a Volkswagen y Audi que acaten las reglas, la automotriz emitió su versión poco afectiva de los hechos.

“Con este comportamiento, pronto vamos a estar todos viendo las condiciones para reactivar la economía; gracias empresarios de Puebla, gracias VW, gracias Audi, gracias a las organizaciones que se encargan de la construcción en el estado, gracias a todos por este comportamiento responsable que tiene que dar resultados, y por el cual tenemos que caminar”, dijo el Gobernador, quien emitió un decreto por el que prohibió la reactivación de  automotriz y construcción en la entidad, ante la pandemia.

Es por ello que Volkswagen destacó este lunes que no hay condiciones para el reinicio de sus operaciones en México hasta que el decreto del gobierno de Puebla por el que se prohíbe la reactivación de la industria automotriz en el estado deje de tener efectos. 

La compañía dijo que a pesar de que ha “realizado todos los esfuerzos necesarios para satisfacer los protocolos y requisitos que en materia sanitaria se han establecido”, el Gobernador no les permite regresar, por lo que no les queda otra más que esperar a que lo que dijo en mandatario ya no tenga efecto.

Te recomendamos:

“Desde la óptica del Gobierno del Estado de Puebla estas medidas no son suficientes para superar las premisas que ha establecido de alerta máxima en esta situación sanitaria en la entidad”, detalló la marca oficialmente en un comunicado.

La postura de la marca no es tan amistosa como la del Primer Mandatario local, pero ambas coinciden en respetar lo establecido y en que no se reanudarán las operaciones, aunque en otras regiones se reactivarán porque así lo permitió el Gobierno Federal.

El Bajío es clave para industria automotriz, por lo que las instrucciones de Barbosa impactan de manera importante en las compañías de dicha industria, por ello es que la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), la Industria Nacional de Autopartes (AMIA), la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), la Industria Nacional de Autopartes (INA), el Clúster Automotriz Zona Centro (CLAUZ), y la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (CONCAMIN), se juntaron para hacer presión al gobierno local y que les permitiera retomar actividades, pero finalmente Barbosa indicó que hasta nuevo aviso, las operaciones se frenan, al menos en su estado, con autorización plena de la Secretaría de Salud y el Gobierno Federal para tomar decisiones autónomas en su entidad.

La AMIA ha argumentado que la industria automotriz genera cerca de 980 mil puestos de trabajo directos de los que dependen poco más de 3.6 millones de mexicanos, a nivel nacional.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL