En México cada 15 de septiembre hay gran expectación sobre lo que llevará puesto la Primera Dama, y en este caso no fue la excepción, con un ingrediente extra: la Primera Dama llevaba puesto un “Óscar De la Renta”; lo que causó furor en redes sociales.

Más notas relacionadas con Mercadotecnia viral:
Mercadotecnia viral: 5 memes que se burlan de “El Gerber” y “La Tuta”
Mercadotecnia viral: el consumo de la humillación
Marketing viral: 5 autos forman una épica coreografía

En Estados Unidos, las Primeras Damas han vestido innumerables modelos, pero muy pocas se convirtieron en ejemplos de estilo. Sin embargo, todas influyeron en la moda de su época; por ejemplo: a Michelle se le atribuye la popularidad de los vestidos sin tirantes, a Nancy Reagan la predilección por el rojo se llegó a conocer popularmente como “Red Reagan”, mientras que Eleanor Roosevelt usó modelos prácticos confeccionados para una mujer que empezaba a tener una vida más ocupada.

Más tenía que llegar la glamourosa Jacqueline Bouvier Kennedy con su “Jackie look”, portando las copias de los modelos que Oleg Cassini le diseñó en especial.

En México, el día del Grito de Independencia es cuando las Primeras Damas utilizan algún modelo especial para salir de la mano del Presidente al balcón. Por lo general se trata de diseñadores mexicanos que han hecho de sus productos una marca en el vestir.

Por ejemplo, Martha Shagún de Fox, esposa del expresidente Vicente Fox, llegó a portar un modelo de la artesana oaxaqueña Marilú Chávez; Margarita Zavala tuvo como diseñador en estos casos especiales, a Macario Jiménez; mientras que en el más reciente Grito de Independencia, Angélica Rivera, cual imagen de “novia de América”, al estilo Angélica María, buscó más glamour, para presentarse con su esposo, el Presidente Enrique Peña Nieto, lució un “Óscar De la Renta”. El llevar este vestido ha causado polémica, porque generalmente De la Renta es un diseñador de altos vuelos y costos muy elevados.

Las críticas en las redes sociales no se han dejado esperar. Sin embargo, no es la única vez que se ha gastado en vestidos lujosos, a Martha Shagún se le preguntaba por sus diseños, no de una noche, sino de cada evento. Además que durante ese sexenio surgió el llamado “Toallagate”, donde se descubrió que en Los Pinos se gastó tan solo en una toalla, 500 dólares.

Según se ha dado a conocer, el polémico vestido que llevó Angélica Rivera, tuvo un costo superior a los 80 mil pesos, según información de la revista Quién y Caras.

Captura de pantalla 2014-09-18 a la(s) 11.02.05

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL