Recientemente tuve la oportunidad de viajar a Madrid, lugar en donde me encontré con un espacio mágico, “The Passenger”, un bar ubicado en el centro de la ciudad y decorado como un tren de los años 50´s.

Más artículos de Pablo Mercado:
Los neo hippies: nuevo segmento de mercado
Estrategia sensorial en restaurantes
Super sentidos animales: aplicaciones de marketing

Todo el mobiliario y la música son acorde a la época, lo que ayuda a generar la experiencia de haber viajado en el espacio y el tiempo. Tres pantallas enormes con un video sincronizado simulan ser ventanas en donde se pueden apreciar diferentes paisajes que fluyen de una “ventana” a otra como en la vida real, creando la sensación de estar en movimiento.

Esto nos demuestra que tan solo se necesita de una buena idea y no de grandes presupuestos para desarrollar lugares originales que nos hagan vivir emociones. En realidad lo que crea la experiencia sensorial en este caso son las pantallas. Sin ellas el bar bien podría ser uno mas de la zona.

Hoy en día la tecnología del Digital Signage nos permite generar ambientes dinámicos. Ventanas, puertas y domos falsos, pisos interactivos y cualquier otra idea se puede lograr por medio del uso de proyectores y pantallas. Al crear una buena combinación con el diseño interior, la música y el aroma del lugar la experiencia de compra esta asegurada.

Después se pueden añadir elementos adicionales como disfraces de los vendedores o meseros, el diseño de los menús, el nombre de los platillos y/o bebidas, los materiales impresos del lugar y muchas cosas más. Los pequeños detalles muchas veces logran una gran diferencia. La imaginación es el límite.

IMG_4248

01-THE-PASSANGER-CABIN-GENERAL-VIEW

IMG_4249

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL