Uno de los cuatro pilares básicos de la mezcla de marketing que debemos considerar para cualquier marca es la promoción. A través de diversas acciones podemos hacer que los clientes no sólo se acuerden de una firma, sino que también se decidan por ella cuando realicen su próxima compra. Entre las herramientas de las que se pueden echar mano para conseguir este objetivo destacan la generación y distribución de artículos promocionales, están diseñados no sólo para que los clientes lo acepten, sino para que los conserven y los utilicen con una cierta frecuencia. ¿Cómo aumentar los impactos que estos materiales tienen?

Una manera de incrementar los impactos que se tienen con los artículos promocionales es a través de la personalización. Por medio de ella se incrementan no sólo las posibilidades de que las personas lo conserven (porque lo sienten algo suyo), sino que lo utilicen.

Cada que una persona utiliza algún artículo promocional regularmente no lo hace de manera aislada, sino que lo usa en público. La gente está de manera indirecta en contacto con el objeto promocional, lo cual incrementa considerablemente los impactos que éste es capaz de generar.

Cuando se reparten artículos promocionales que son útiles y que pueden ser usados en distintos momentos del día a día de una persona la exposición que tiene la marca se incrementa. Del mismo modo que en el punto anterior, cada que alguien utilice dicho material en presencia de otra gente, se generarán más impresiones.

Habrá que hacer una investigación de mercado para saber cuáles son los productos que las personas consideran útiles y que más usa.

Estos objetos de promoción también pueden ser brindados como parte de una promoción de venta, por lo que, cada que alguien haga una transacción se le ofrezcan este tipo de materiales y así se llegue a una mayor cantidad de personas, esto de manera considerablemente sencilla y rápida.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL