Uno de los retos del día a día en el mundo minorista es mantener un punto de venta en perfectas condiciones para satisfacer al consumidor.

Por tanto, si se planea distribuir adecuadamente el surtido y mantener un control del lugar de venta, es importante utilizar planogramas para ayudar al consumidor para encontrar el producto que necesita en el anaquel.

Desarrollar un planograma eficiente es lo que se necesita para aumentar al máximo el uso del espacio del anaquel, de este factor dependerá la cantidad y la ubicación de los productos que se quieren poner en venta.

Actualmente existen software para una mejor planificación y control de los productos puestos en venta. Pero, más allá de los métodos utilizados es importante generar el planograma con la finalidad de mantener una disponibilidad de producto de cualquier categoría. Con esto en mente se evitará que el consumidor dedique tiempo y esfuerzo y necesarios para localizar productos en la tienda.

De acuerdo con Storecheck, un planograma estratégico debe contar con los siguientes elementos:

Merchandising atractivo

Estética del merchandising, diseñada para imitar y apoyar el comportamiento de compra del shopper. Los planogramas permiten maximizar las posibilidades de compra en el punto de venta.

Niveles de inventario

Los niveles de inventario deben de ser exactos en base a los requisitos locales, así como el tamaño.

Surtido adecuado

Optimización de surtido para satisfacer las necesidades de compra de los shoppers en esa tienda o zona.

De esta manera, se logrará ejecutar un planograma eficiente, y se logrará impulsar las ventas debido a la rentabilidad que se está generando al colocar los productos de manera estratégica. No olvidemos, que uno de los objetivos principales de un programa es mejorar la experiencia de la tienda, satisfaciendo las necesidades del consumidor al proporcionar el producto correcto, en el lugar correcto, en el momento correcto.

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL