La labor de mantener surtido tanto anaqueles como bodega en un retailer es de vital importancia, si buscamos satisfacer la demanda y gustos del shopper.

Al trabajar en la correcta gestión de un punto de venta, mantener niveles óptimos de inventario se vuelve una de las principales funciones de encargados de retailers y fabricantes que deben estar pendientes de los excedentes y desabastos de stock para tener las menores pérdidas posibles y garantizar la disponibilidad de productos y satisfacción del shopper.

Hacer bien la gestión de tu inventario te permitirá, además de lo anterior, tener una ventaja competitiva importante sobre el resto de las marcas, ya que también te ayudará a establecer mejores estrategias de mercado.

Tener tu espacio en anaquel vistoso y surtido es una tarea que no se debe descuidar en ningún momento, así como el abasto en bodega, ya que de esto dependerá la satisfacción de necesidades puntuales y una buena experiencia de compra del cliente.

Para lograr una gestión exitosa de tus inventarios, te invitamos a leer las siguientes 5 maneras de hacerlo, y en las que los encargados del Trade Marketing o área de ventas pueden poner en práctica.

Crea un catálogo por retailer

Desarrollar e implementar un catálogo que contemple una óptima mezcla de números de referencia o SKU´s que permitan un seguimiento sistémico de productos y/o servicios ofrecidos al cliente, delimitados por región, será un elemento clave para mejorar tu inventario, lo que facilitará también la rotación efectiva de tu mercancía.

Define indicadores de desempeño

Para tener un control real de tus inventarios y mejorar la operación de los mismos, será necesario que hagas mediciones constantes para que sepas en qué momento tus procesos están funcionando y cuando no sea así, al tiempo que te permitirá anticiparte a posible oportunidades de rotación o colocación en anaquel.

El nivel de in-stock por tienda, nivel de servicio, días de inventario, proyecciones de venta, son algunos de los indicadores que pueden darte información valiosa para mejorar tus procesos de inventario y evitar sorpresas.

Impulsa buenas prácticas para evitar pérdidas

La importancia y objetivo de tener la día un inventario no sólo está relacionada con no caer en desabasto o excedentes, sino también para evitar pérdidas de producto o mermas no identificadas que, por alguna razón, no tengan explicación lógica o simplemente no la haya.

Tener inventarios ficticios perjudicará en gran medida tu sistema se surtido ya que al tener un inventario no real, tu cálculo de stock puede no ser congruente ni cierto, además de que existe una probabilidad alta de que puedas llevar menos o más de tu mercancía al punto de venta, lo que podría terminar en pérdida de ventas, desabasto o excedente.

Contar con la infraestructura adecuada

Este es uno de los elementos de los que no puede prescindir tu proceso de inventario, y del que habrán de valerse el resto de los puntos antes mencionados, ya que contar con un sistema que te lleve una organización impecable de toda tu información en relación a tu inventario te permitirá tener un panorama claro de la disponibilidad, abasto y excedente de tus productos en punto de venta y así analizar y determinar si tu desempeño es el adecuado.

Con la infraestructura correcta, el retailer y los fabricantes podrán detectar y pronosticar las oportunidades de inventario diariamente, así como llevar un monitoreo exacto y en menos tiempo sobre la disponibilidad de productos, tanto en anaquel como en bodega.

Relación colaborativa entre retailers y fabricantes

No tendrá mucho caso contar con un excelente sistema e infraestructura para llevar el control y monitoreo de tu inventario, ni tener un catálogo por tienda si no existe una buena relación y comunicación entre marcas y punto de venta.

Esta labor requiere de disposición y esfuerzo diarios que traerán, como consecuencia, enormes beneficios para el negocio y fortalece la relación con la cadena de retail, ya que entre ambos actores podrán definir la estrategia ideal que debe implementarse en punto de venta; es decir, permitirá la efectiva implementación de promociones, ciclos de cada producto, estacionalidad, características de cada retailer, entre muchas otras.

Tener mucho de un sólo producto no es tan bueno como pudiera parecer a simple vista, y no contar con la disponibilidad de cierta mercancía también representa un riesgo para los retailer y fabricantes. No es ideal estar en uno y otro extremo, por lo que no descuidar tu stock y ver la forma de mejorar los procesos para mantener al día tus inventarios es fundamental.

 

 

 

 

 

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL