Por: Mark Alazraki
Twitter: @markalazraki
email:[email protected]

Estamos acostumbrados a clasificar a las personas según el contexto en el cual se encuentran.  Si una persona está en el teatro es un espectador, si está en el hospital es un paciente, si está en un restaurante es un comensal, y si está en un estadio de fútbol es un hincha… Yo estoy parcialmente en contra de estas denominaciones porque en el contexto de marketing, es un consumidor, y eso se me hace falso.  Si bien antes lo eran, hoy ya no lo son.

Más de Mark Alazraki:
¿Conoces OMGPOP?
No soy un Gamer, pero me encantarí­a

La clasificación de consumidor es la que más me molesta de todos. Me molesta que los sobre simplifiquemos a una actividad, y que esa actividad sea consumir.  Entiendo por qué en el pasado y en el marketing antiguo se les llamaba así­, pues eran pasivos.

Hoy es tiempo de cambiar el discurso, porque las personas ya no son pasivas, son activas.  Si antes eran predecibles y obedientes, hoy migran de lugar en lugar y tienen poca lealtad a marcas, y menos lealtad a los medios.  Si antes era un individuo distante, ahora está más conectado que nunca.  Si antes era silencioso e invisible, hoy es ruidoso y visible.

Por estos motivos propongo que cambiemos el discurso y llamemos a los que antes llamábamos consumidores; participantes, o usuarios pues es la nueva realidad de las personas con respecto a la publicidad.

La participación voluntaria del usuario hace toda la diferencia en el mobile marketing, en el marketing online, e incluso cuando ponemos un url en nuestros anuncios de TV, o invitamos a que le den un like en Facebook o que nos sigan en Twitter, “el consumidor” deja de consumir la publicidad y participa con ella.

Hoy, el participante exige y controla sus experiencias con las marcas.  Sabemos como participantes, que ya no nos pueden arrinconar para que escuchemos el mensaje.  Si no lo queremos escuchar, nos podemos esconder y disfrutar de nuestro entretenimiento sin interrupciones.  Cambiemos nuestro discurso y transformémoslo en un diálogo, pensemos en participantes y no en consumidores, entremos a la nueva era de la publicidad dispuestos a escuchar y no solo  a hablar.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL