Por: Paco Santamarí­a
Correo:[email protected]
Twitter: @pacosantamaria

He visto y estado en tantos malos eventos que me gustarí­a contarles hoy cuál es la receta perfecta para que un evento sea un fracaso. Por ahí­ hay gente muy pretenciosa en el gremio y al escribir esto me acuerdo mucho de ellos.

Más de Paco Santamarí­a:
Una buena idea con sabor a cerveza
Si los mercados precisos hablaran, ¿Qué dirí­an?

Paso número uno: Decide trabajar y producir en un evento que no te guste, que no te motive y que no te convenza.

Paso dos: Escoge un lugar poco céntrico, ni importa que a la gente le sea complicado llegar por el tráfico, que sea una dirección enredada, si ya te gusta a ti la locación o el venue, con esto es suficiente. Es importante que no sondees, ni preguntes a otros qué opinan de este lugar. Sólo confí­a en tu buen gusto y si tienes un arreglo económico con el proveedor, que te motive más, con esto es suficiente.

Paso tres: No hagas un check list. Ni pensarlo, deja todo a tu buena memoria.

Paso cuatro: No te comuniques bien con tu cliente, ni detectes bien lo que realmente necesita y quiere obtener de su evento. Asume todo, no preguntes nada. No te preocupes por la convocatoria ni en quién va a llegar y cómo va a llegar, si vienen medios o invitados VIP.

Cinco: No preguntes si ese mismo dí­a hay eventos que compitan contigo, haz tu evento en una hora conflictiva para todos.

Perece mentira y todo esto muy alocado pero hay quienes siguen al pie de la letra todos estos pasos para conseguir que su evento sea un fracaso. Si quieres ser exitoso, voltea estas recomendaciones justo al revés y planifica más para que lo logres.

Esto de producir eventos más que un don de la naturaleza y un ejercicio único de creatividad, es producto del trabajo en equipo, de detectar necesidades y ganar mucha experiencia y práctica. Nunca está sobra el pedir ayuda y preguntar. Los eventos son una ráfaga efí­mera de experiencia bilateral y de comunicación con los clientes.

Aprovecha la única oportunidad que tienes de sorprender a tu cliente. Porque cada evento es tu única oportunidad y dura poco.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL

Artículo anterior“Niños incómodos exigen a candidatos” se viraliza en la red
Artículo siguienteUn cambio en nuestro discurso
Estudió comunicación en la Universidad Iberoamericana. Es maestro en Producción Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid. Docente en la universidad Centro, universidad dedicada a la profesionalización de la creatividad y la mercadotecnia, donde imparte la materia de Administración de Comunidades Digitales. También ha dado clases de Comunicación, Mercadotecnia y Publicidad en la Universidad de la Comunicación, en la Anáhuac de Puebla, en La Salle, en la Universidad de las Américas de Puebla y en la UDLA de la Ciudad de México. Es un fiel aliado estratégico y operativo en la comunicación y mercadotecnia de las personas y las marcas. Fundó -y dirige- agencias de marketing de nicho y Relaciones Públicas como InTrend, The Next Marketing, InTrend Sibarita y Party Animal. Escribió los libros Las Nuevas Tribus Urbanas y Yo digital, ambos editados por editorial Kätedra. Consultor y conferencista especializado en estrategias de comunicación, relaciones públicas y mercadotecnia. Consejero editorial del periódico REFORMA. Ha diseñado y producido eventos para El Palacio de Hierro, Mastercard, Don Julio -Diageo-, Kantar Worldpanel, Kantar TNS, Kantar Millward Brown, Expo China México, BLN (Bodegas La Negrita, DSM (Alimentación y salud) y La Europea, entre otras. Miembro de diferentes consejos consultivos editoriales y empresariales. Inquieto, disruptivo y apasionado. He sido de todo. Sin miedo a siempre volver a empezar.