Con la intención de darle una voz a los perros sin hogar, dos estudiantes chilenos pusieron manos a la obra y con la ayuda de globos rellenos de helio hicieron que algunos perros callejeros residentes del barrio de La Cisterna, en Santiago, sintieran un poco de amor por parte de los transeúntes.

Violeta Caro Pinda y Felipe Carrasco Guzmán escribieron mensajes como: “No me lastimes”, “Rasca mi cuello” o “Dame amor” en los globos con helio, mismos que fueron atados a los perros callejeros, de manera que cuando la gente los veía parecía como si los animales estuvieran comunicándose.

La acción fue grabada en video y compartida por el programa Amazing Animal Rescues. El objetivo de la estrategia, bautizada como “Yo Estoy Aquí”, fue hacer conciencia sobre el problema de los perros callejeros y las carencias y maltrato del que son objeto todos los días.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL