• Es una realidad que la pandemia y la llegada del coronavirus ha cambiando gran parte de la realidad de los consumidores.

  • Era natural que el contexto que ha acontecido a fuera de nuestras casas, una realidad de movimientos sociales, de pandemia y crisis tuviera un impacto en nosotros.

  • De acuerdo a un informe de MRM, de nombre “Relationships in Time of Social Distancing”, el consumidor ha tenido que cambiar por el contexto. Entre esos cambios se encuentran algunos patrones. Este estudio sacó la conclusión de el nuevo consumidor prefiere los pagos con tarjeta de crédito.

Es una realidad que la pandemia y la llegada del coronavirus ha cambiando gran parte de la realidad de los consumidores. La crisis ha trastocado prácticamente todos los planes de las empresas. Hasta que exista una cura la realidad acompañada con el coronaivurs seguirá siendo la norma.

Era natural que el contexto que ha acontecido a fuera de nuestras casas, una realidad de movimientos sociales, de pandemia y crisis tuviera un impacto en nosotros. Tuvieron en impacto en los otros, en los consumidores, que no es ningún secreto que se han modificado de manera notable el comportamiento y que es probable que estos cambios se queden permanentemente.

Un nuevo estudio

De acuerdo a un informe de MRM, de nombre “Relationships in Time of Social Distancing”, el consumidor ha tenido que cambiar por el contexto. Entre esos cambios se encuentran algunos patrones. Este estudio sacó la conclusión de el nuevo consumidor prefiere los pagos con tarjeta de crédito.

El miedo a la contaminación hizo que prácticamente el dinero en efectivo se convirtiera en un elemento altamente peligroso. De acuerdo al estudio para marzo el 80 por ciento de los consumidores seguía utilizando dinero en efectivo, para junio la cifra descendió a 68 por ciento.

Es un hecho que el nuevo consumidor es una entidad más preocupada por su salud y por los contactos, que pueden representar peligro. Estrechar las manos son un habito al cual muchos han renunciado, solo el 35 por ciento conserva esto. Incluso la comida en platos ajenos también tuvo un impacto, únicamente el 48 por ciento lo sigue haciendo y en junio descendió la cifra a 30 por ciento.

Menor paciencia

Uno de los datos más interesantes de este estudio ha sido aquel que describe el comportamiento de las personas en el trabajo. Es normal que el contexto también impacte este rubro. Ahora que los tiempos son difíciles, las relaciones personales también pasan por una de sus mayores crisis.

También puedes leer:

Por ejemplo, de acuerdo al estudio el 40 por ciento de la gente extrañaba a su equipo de trabajo, durante marzo, pero para junio la cifra descendió al 13 por ciento. La paciencia de las personas hacia los colaboradores del trabajo ha disminuido del 32 por ciento al 11 por ciento.

Desde luego también existe una menor tolerancia a los errores de otros colaboradores, la tolerancia se ha cabido del 17 por ciento al 6 por ciento.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL