En entrevistas para este medio, diversas marcas han comentado que las experiencias se ha vuelto mucho más relevantes para el consumidor, las cuales se anteponen a otras estrategias de marketing. No obstante, al día de hoy las promociones continúan como una manera muy funcional para impulsar las ventas, tanto en tiendas físicas como en digitales, lo cual se ve reflejado en la relevancia que tienen para los clientes, como en la inversión que se les destina.

Durante 2018, de los 55,291 millones de pesos invertidos en BTL en México, 7.3 por ciento fue para promociones, es decir, 4,036 millones de pesos, monto que al concluir el 2019 podría incrementar hasta alcanzar los 4,247 millones, de acuerdo con estadísticas del Departamento de Investigación de InformaBTL.

Te sugerimos:

Neuromarketing: ¿por qué las promociones pueden cambiar la decisión de compra?

¿Por qué puede fallar una promoción?

A pesar de tratarse de estrategias que suelen ser atractivas para el público, dados sus beneficios, puede darse el caso de que la promoción no haya arrojado los resultados esperados, algo que quizá esté relacionado con ciertas acciones, entre las que se encuentran las siguientes:

  • Procesos de canje complicados: Sandra Melgoza, directora de Marketing de Cinemex comentó a este medio que los pasos para validar una promoción deben ser sencillos y pocos, de lo contrario el cliente pierde interés no solo en la promoción, sino también en la marca.
  • No ser claros en los términos y condiciones, algo que podría derivar en una mala imagen de la marca, además de una pérdida del cliente al no recibir la recompensa prometida.
  • Falta de personalización en los beneficios: hoy en día la personalización es una necesidad, algo que también debe estar en las promociones para incentivar más la participación del consumidor.
  • Enfocarse solo en dar recompensas monetarias: los beneficios económicos no son los únicos ni los más importantes hoy en día, y más cuando el cliente espera un valor agregado, es por esto que ofrecer experiencias o darle como recompensa acceso a eventos exclusivos, resulta más atractivo.
  • Crear promociones que no recaben datos del cliente: es clave que con cada promoción se obtengan datos para que de esta manera se obtenga un conocimiento más detallado del consumidor, a fin de anticiparse y seguir en contacto.

También puedes leer:

Promociones: 5 cosas que las hacen un éxito en punto de venta.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL