Tostitos lanzó “Party Safe“, una bolsa de edición limitada que detecta cuando su consumidor está ebrio, le advierte que no conduzca, e, incluso, le envía un código de Uber para que no tenga que subir a su coche.

La marca de frituras dio a conocer el packaging especial, exclusivo para el domingo del Super Bowl LI, que cuenta con un microcontrolador que detecta pequeños rastros de alcohol en la persona que consume del empaque.

Si el packaging encuentra señal alguna de que el consumidor ingirió bebidas alcohólicas, aparece la imagen de un volante rojo con la leyenda “Don’t drink and drive“.

A la imagen la acompaña además un código de Uber que permite pedir un servicio de la firma con solo tocar la imagen, además de que la marca regalará 10 dólares por viaje.

El objetivo del packaging es retirar de las calles a cerca de 25,000 automóviles durante la noche del Super Bowl, pues tan solo en su edición de 2015 fallecieron 45 personas por accidentes automovilísticos.

tostitos

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL