Una de las tendencias que ha brotado en el sector de la moda es el alquiler de ropa. El reporte The Future of Fashion Is a Rented Dress de Bloomberg señala que el consumidor tiene interés por consumir ropa para lucir una vez y luego pasar al siguiente. Una solicitud de un gran tamaño para las marcas de la industria. 

El reporte de Bloomberg dice que en mercados como Reino Unido, las devoluciones de prendas que se compraron en línea representa un problema muy costoso para los minoristas. Se habla de tasas más altas del 50 por ciento de todo lo vendido, según datos de Euromonitor. Sin embargo, una de las soluciones (al parecer) se encuentra en el alquiler de artículos de “moda rápida”. 

El mercado de Reino Unido tiene una mentalidad orientada al alquiler de moda es mayor en comparación con el mercado estadounidense. Un reporte de Unibail-Rodamco-Westfield (URW), indica que entre los productos más alquilados por el consumidor británico se encuentran: equipo de ejercicio, autos, equipo electrónico, bicicletas, ropa, accesorios de moda, zapatos y materiales de cocina. 

En este contexto, Gap, la empresa textil estadounidense, dio a conocer sus planes para abrazar esta tendencia a través de un nuevo modelo de negocio llamado “Style Passport”, que tienen como objetivo ofrecer ropa de alquiler al consumidor. El alquiler va desde tres prendas al mes por un importe dijo de 85 dólares.

Según Mark Breitbard, presidente y consejero delegado de Banana Republic, los suscriptores tienen la opción de comprar y quedarse las prendas usadas. Se prevé que con “Style Passport”, Banana Republic mejore sus ventas y conecte con un consumidor más joven. 

En un principio la plataforma brindará solo moda para mujer, pero continua el trabajo para lanzar próximamente una segunda fase con moda para hombre, según Modaes.

Te recomendamos:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL