El consumidor ha tomado el control de sus experiencias de compra. Cada vez encuentra productos o servicios en el lugar que quiere y los consume en el momento que desea. Las decisiones de compra se ven influenciadas por otros compradores, pero un aspecto que sigue siendo totalmente íntimo del shopper es el contacto que tiene con su marca preferida durante el viaje de compra.

Las nuevas tecnologías han optimizado los puntos de contacto de las marcas, logrando entregar al comprador una experiencia omnicanal, lo cual se convierte en un momento más relevante y sofisticado. En el terreno del BTL, el event marketing desarrolla un contexto clave para las marcas, donde el viaje de compra responde a las demandas del consumidor actual. 

El reporte The Pulse Report: 2019 Event Industry Trends de Eventbrite, señala que las experiencias de marca ayudan a captar la atención del público, humanizar una marca o patrocinador, además de entregar una impresión duradera y positiva. 

De acuerdo con el reporte Experiential marketing best practice guide de Econsultancy, las marcas han encontrado en las experiencias maneras de crear conexiones en la vida real; un aspecto que está inspirando cada vez más a marcas de industrias como alimentos y bebidas, tecnología y entretenimiento, entre otras. En México, hay marcas que hacen uso del experiential marketing para impulsar sus activaciones de marca y eventos para estar presente en momentos clave de consumo. 

En entrevista, José Luis Todoberto, director de marketing de Monster Energy México, ha señalado que Monster se separa de otras marcas al no invertir en ATL, visto que su pensamiento estratégico es obtener los medios a través de sus embajadores como Conor McGregor, Tiger Woods, Lewis Hamilton o Jonathan Davis de Korn, por mencionar algunos.

Te recomendamos:

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL