Starbucks anunció que contratará a 10 mil refugiados durante los próximos 5 años pese a las políticas migratorias del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.

El CEO de la compañía, Howard Schultz, envió una carta a los empleados en la que especifica que la contratación será a nivel mundial y empezará en EU, en donde se enfocarán en dar trabajo a migrantes veteranos del Ejército de ese país que se hayan desempeñado como intérpretes y personal de apoyo.

Afirmó estar consternado por la orden ejecutiva firmada por Trump para prohibir la entrada de personas provenientes de países musulmanes. En tanto, aseveró que está en contacto con los socios de la firma que se han visto afectados por el decreto.

Agregó que la cadena de cafeterías apoyará a los productores de café en México y darán seguro médico a sus trabajadores en caso de que se derogue la asistencia gubernamental (denominada Obamacare), además de apoyar el programa DACA, también decretado por el ex presidente Barack Obama, que evita la deportación inmediata de niños y jóvenes.

Schultz y la compañía se han manifestado en contra de Trump desde la campaña presidencial en la que éste venció a la demócrata Hillary Clinton.

Pese a esto, algunos tuiteros mexicanos llamaron a un “boicott” al retailer por tratarse de una compañía de origen estadounidense.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL