Incontables veces hemos sido testigos de anuncios mal diseñados, y que para bien o para mal han colocado a las marcas anunciantes en la conversación del momento.

Basta recordar a la modelo de Victoria’s Secret a la que literal le mocharon una nalga en el anuncio, debido a un mal uso del photoshop. También a retailers como J. Crew, Target, Loft’s o Shiseido que han mutilado a sus modelos “extra flacas”.

A sabiendas de este error común que cometen los diseñadores de las marcas de lencería o de otras industrias, Snickers decidió aprovechar y lanzar una campaña print para ironizar sobre el hecho y para demostrar que esos errores se cometen cuando uno tiene hambre, mensaje característico e icónico de la marca.

Para ello, alteró a propósito dos anuncios donde de una manera absurda parodia el proceso de aerografía en los anuncios.

Esta campaña estuvo a cargo de la agencia BBDO en New York y el objetivo es mostrar a una modelo que fue photoshopeada intencionalmente, pero de una manera fatal: una mano en el hombro, un ombligo a la altura de los pechos, entre otros detalles.

Checa las imágenes:

snickers-retoucher-1

snickers-retoucher-2

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL