Además de los line ups que caracterizan al festival de música Corona Capital, su compromiso por hacer de este evento un suceso amigable con el medio ambiente, se han dado a la tarea de realizar acciones que aminoren su impacto ecológico, iniciativa a la que este año se suma Smirnoff.

Esta marca de vodka, propiedad de la empresa Diageo, informó que como parte de sus actividades promocionales, y con las que buscan tener un efecto positivo, el día de dicho festival ofrecerán su bebida en vasos sustentables.

A través de un comunicado, la firma anunció que con esta acción buscan además hacer del evento una experiencia única y responsable con el medio ambiente, en la cual se trata de incluir a cada uno de los asistentes.

Estos vasos se caracterizan por ser 100 por ciento compostables, ya que están fabricados a base de un polímero biodegradable derivado del ácido láctico, lo cual les da la propiedad de degradarse en mucho menos tiempo, es decir, de 90 a 240 días, sin dejar residuos tóxicos. De ser de plástico su periodo de degradación sería de entre 400 y 800 años, mientras que los de unicel tardan hasta 1,500 años, apuntó la marca.

Para la elaboración de los vasos Smirnoff recurrió a recursos 100 por ciento renovables como maíz, remolacha, trigo y otros productos ricos en almidón. 

En lo que comprende su proceso de elaboración, éste requirió de menos agua, lo cual derivó en un ahorro de energía y reducción de emisiones de dióxido de carbono.

La marca ya cuenta con un total de 20,000 vasos que se darán durante el festival Corona Capital 2018, mismos que estarán disponibles en tres medidas: 31,16 y 12 onzas.

Corona hará de su festival un evento sustentable

Para la edición de este año del Corona Capital, la marca de cerveza usará vasos 100 por ciento compostables, hechos a partir de bioplástico de fécula de maíz y que serán transformados en abono para cultivar cebada.

Adicional a esto, parte de la energía requerida para la realización del festival será limpia gracias a los páneles solares que estarán ubicados en las barras de cerveza, así como el uso de biodiesel en generadores eléctricos.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL