En México, el número de espacios para el retail está creciendo a tasas que nunca antes.

Y aunque la tecnología y los medios digitales juegan un papel muy importante en el sector, la realidad es que la interacción humana continúa siendo fundamental, pues la decisión de compra se sigue tomando en la tienda, sólo que con más información.

Veamos tres ejemplos muy distintos de canales retail en México:

Palacio de Hierro 

Es un benchmarking global, pero el perfil socioeconómico del país, o al menos el 50%, no va a entrar a un retailer de este tipo. Esto no supone un escenario catastrófico, pues su target está muy bien definido, de modo que sus mensajes también están muy bien segmentados.

De acuerdo con El Financiero, en 2014, Palacio de Hierro tuvo 22,701 millones de pesos en ventas.

Palacio

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL