Reino Unido.- El domingo pasado Andy Murray se convirtió en campeón de Wimbledon después de 77 años de que el torneo no fuera conquistado por un jugador británico, este triunfo le valió una suma de 12 millones de dólares por patrocinios según el consultor en branding Jonathan Gabay, tal como reporta el sitio Adage.com.

Más notas sobre Mercadotecnia:
Marca alemana patrocina el nuevo transporte papal
Uno de los mejores slogans de la historia cumple 25 años

Sin embargo esta cifra podría incrementarse, pues de acuerdo con Nigel Currie, director de BrandRapport, Murray podría haberse embolsado cerca de 50 millones de libras (74 millones de dólares) en un año después de ganar el Abierto de los Estados Unidos y los Juegos Olímpicos celebrados en su país.

¿Y quién paga?

Todo este dinero no aparece mágicamente en los bolsillos del tenista; Murray tiene contratos con al menos cuatro marcas principales que son las responsables de tales ganancias para el británico. La lista la encabeza la firma deportiva Adidas, seguida de la marca de relojes de lujo Rado, posteriormente está el banco escocés RBS y finalmente la compañía de equipo deportivo Head.

Se desconoce cuál es la cantidad de dinero aportada por cada patrocinador, pero vaya que se les notó contentos después de la victoria de Murray, pues tres de ellos festejaron el triunfo a través de sus cuentas de Twitter.

El título significó una enorme exposición de marca, pues el nuevo campeón apareció en múltiples diarios y sitios deportivos alrededor del mundo portando su camiseta Adidas y su raqueta Head sin que las firmas pagaran un centavo a estos medios.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL