Ante este confinamiento, las autoridades han empezado a liberar a ciertas industrias y empresas para regresar a las labores “cotidianas” antes de dicha pandemia.

La necesidad de activarnos fuera de casa es muy grande, y en muchos casos la necesidad de generar ingresos es imperante. Por lo cual vemos cada día  más autos y gente circulando en calles donde la pandemia aun no está controlada. Sin embargo, debemos avanzar con mucho cuidado, pero ¡avanzar!

Ante esto ¿Cómo empezamos?, muchas interrogantes vienen a la mente sobre qué hacer y qué desarrollar en primera instancia. Hoy en día, los expertos comentan qué tras varios días confinados, el arrancar en un modelo nuevo, nos cuesta trabajo en un inicio. Por lo tanto, es importante definir parámetros y alcances, aún teniendo planes, siempre es importante llenarnos de información y desarrollar un esquema de inicio.

Por otro lado, debemos estar claros que ante una economía desbastada, lo imperante es analizar todas las aristas que involucran a tan golpeada sociedad. Por lo cual te desgloso 9 puntos a considerar al empezar de nuevo:

  1. Reconocer nuestra realidad; saber en dónde realmente estamos y hacia donde queremos llegar, seguro el camino cambió, pero el objetivo no.
  2. Fortalecer a la economía local; pensemos en todos esos amigos, vecinos, conocidos que dependen de nosotros, y esto no es regalar dinero, es ayudarlos a empezar de nuevo y crecer con ellos.
  3. Ayudar a crecer a las pequeñas empresas; el mundo hoy más que nunca necesita ayuda y ayudar a esos soñadores que algún día creyeron en cambiar el mundo con sus productos, es momento de apoyarlos.
  4. Pensar nuevamente por los demás; entender que cada acción corresponde una reacción y conforme abramos mas puertas, más opciones tendremos como sociedad. ¡Abramos, no cerremos!
  5. Ayudar en diversos aspectos; hoy más que nunca nos toca hacer más cosas, aprendamos y ayudemos en campos donde posiblemente nunca hubiéramos imaginado estar.
  6. Fomentar la economía colaborativa; si yo compro unos dulces en la calle, el vendedor compra los dulces en la tienda, la tienda al fabricante y así es como todos, apoyándonos hacemos que las ventas circulen y crezcan, ¿a quién estas ayudando?
  7. Incrementar la comunicación; hoy más que nunca debemos hablar, informar y sobre todo entablar puentes de comunicación de ayuda, apoyo y posturas que nos darán la oportunidad de tener un mundo mejor.
  8. Paciencia y acción; Roma no se hizo en un día, ningún gran cambio se hará en segundos, pero si podemos lograr pequeños cambios que se vuelvan grandes, no esperemos a los demás reaccionar, démosle tiempo a razonarlo, seguro tarde o temprano lo lograremos.
  9. Creer en el cambio empezando en los demás; nunca dejemos de soñar en que podemos lograr las cosas, muy pocas veces se logrará a la primera, necesitamos constancia y dedicación profunda, aún con un panorama negro las cosas se logran.

Actitud es lo que necesita una sociedad con tantos problemas y conflictos, pensar menos en uno mismo y pensar más en lo demás es lo que el efecto domino hará que se logren las cosas.

Todos necesitamos una palmada en la espalda, y todos necesitamos de la persona de a lado para seguir caminando. No conozco a una persona que haya tenido que sufrir por lo menos un poco durante esta pandemia que no acaba.

Mas allá de hablar de un concepto espiritual, hablemos de lo que este suceso nos ha obligado a pensar y a definir; es un parteaguas en la historia. Debemos de reconocer nuestra humanidad y sentimientos como seres. Donde toda economía camina por nosotros mismos. Debemos de reconocer también que el crecimiento de las grandes empresas se ha forjado por personas con sueños, con motivaciones, y sobre todo pensando en otras personas.

Por lo tanto, te invito a sonreír más; a involucrarte en lo que hacen los demás y buscar la forma de inyectar esa motivación en los que sientas apagados o desilusionados. A visualizar como en la empresa que trabajas, la ayudas a crecer por mas pequeña que esta sea, inclusive un pequeño negocio puede ser la cuna de una gran empresa. Las mejores y mas grandes empresas hoy en día, tuvieron un momento de nacimiento y crecimiento, con varios soñadores que ayudaron a crecerla.

La historia nos dice que esto será pasajero, y de verdad la pandemia sería mas corta, si nos avocamos a construir una sociedad que crea en el cambio y en mejorar por convicción.

De esta manera es como los líderes construyen grandes cimientos para desarrollar una comunidad que permanecerá solida a través de los años.

Y tú, ¿Cómo construyes tu imagen?

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL