• El pasado 3 de abril se dio a conocer que 27 de las naves de Interjet fueron embargadas por sus arrendadores.

  • Para el 2018, los ingreso de esta aerolínea alcanzaron los 23.78 MMDP, de acuerdo con datos de la propia empresa.

  • Para ese mismo año, esta marca trasladó a 13.88 millones de pasajeros, por debajo de Aeroméxico con 21.88 millones, según datos de Statista.

A pesar de que el aerotransporte está pasando por uno de sus peores momentos en su historia (a tal punto que la Asociación Internacional de Transporte Aéreo, IATA, dijo que el sector perderá 61 MMDD en todo el mundo tras la cuarentena), sólo es parte de los problemas que actualmente está enfrentando Interjet, empresa que ha estado en el ojo del huracán por la ingente cantidad de problemas financieros que tienen, a los cuales se ha sumado que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) haya decidido embargar a su dueño, Miguel Alemán Velasco, una de sus propiedades, según dio a conocer Milenio.

De acuerdo con un comunicado emitido por Grupo Alemán, la propiedad (la cual se encuentra ubicada en Polanco y es sede de la Fundación Miguel Alemán Valdés) se encuentra en un embargo precautorio, el cual es parte de un proceso donde se tomó al edificio (así como los bienes que se encuentran en su interior) como una garantía de pago, de tal modo que a través de la retención de dicha prenda se garantice el finiquito de los pasivos pendientes que tiene Interjet.

En el interior del inmueble que pertenece al dueño de Interjet se encuentra una biblioteca, una réplica de la silla presidencial y una limosina, las cuales no pueden ser sustraídas, vendidas o transferidas durante dura el proceso administrativo para el pago de los pasivos. No obstante, hay que aclarar que la residencia puede seguir siendo utilizada mientras continúa el litigio.

Cabe destacar también que al exterior del inmueble que pertenece al dueño de Interjet fueron colocados sellos de embargo desde el día 17 de abril, los cuales, fueron cubiertos con avisos sobre la emergencia sanitaria que se está viviendo actualmente por el coronavirus COVID19. Dicha acción podría ser tomada por el SAT como una infracción fiscal, por lo que podría incurrir en una multa.

Además del actual problema que tiene con la propiedad, las arrendadoras de las aeronaves Airbus que utilizaba principalmente para vuelos internacionales decidieron embargarle 27 de sus aviones por  la falta de solvencia que presentó la compañía, esto a comienzos del mes de abril.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL