Estados Unidos.- Un jurado de California ordenó a la surcoreana pagar una indemnización de 490 milllones 450 mil dólares a su rival por haber copiado funciones clave del iPhone y el iPad. Este es uno de los golpes más duros en contra de Samsung a lo largo de su lucha de patentes en contra de Apple.

Más notas sobre Mercadotecnia:
5 errores que harán que un empleado “no se ponga la camiseta”
10 increíbles oficinas que mejoran la productividad de las empresas

El caso se remonta a 2012 cuando ambas firmas de tecnología se enfrascaron en una demanda de patentes que recorrió diferentes partes del mundo. La cantidad que deberá pagar Samsung se desprende de una sanción anterior de mil 50 millones de dólares que fue reducida debido a que el periodo en el que la surcoreana infringió derechos de patentes es imposible de calcular.

Las disputas en Apple y Samsung comenzaron en abril 2011 cuando la firma californiana acusó a la compañía asiática de copiar su teléfono y su tableta. A partir de ese momento se registraron enfrentamientos como en cascada. Samsung contrademando y luego volvió a demandar en junio del mismo año. Apple respondió ante la Comisión Internacional de Comercio y después atacó de nuevo en febrero de 2012. La siguiente batalla será en marzo próximo, cuando ambas firmas vayan a juicio para resolver más problemas de patentes.

Al contrario de lo que se puede pensar estas disputas no han afectado la imagen de las empresas. De hecho se han creado bandos entre los mismos consumidores, aquellos que defienden los dispositivos de la manzana y los que creen en la inocencia de Samsung. Curiosamente, la rivalidad llevada a los tribunales ha creado embajadores de marca.

Foto: Adriano Castelli / Shutterstock.com

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL