La inversión realizada en las instalaciones para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro ha sido hasta el momento de 7 mil 70 millones de reales, aproximadamente mil 742 millones de dólares, de acuerdo con el informe de gastos de la Autoridad Pública Olímpica.

Uno de los patrocinadores que continúa apoyando a la justa olímpica es Samsung, que ha seguido de cerca el desarrollo de la competencia deportiva más importante del mundo desde 1988, cuando patrocinó localmente la edición en Seúl.

Desde entonces, la compañía surcoreana ha demostrado su compromiso con el deporte y con los Juegos Olímpicos, convirtiéndose en uno de los patrocinadores oficiales en la categoría de equipos de comunicación inalámbrica.

“Samsung como compañía lanzó una edición especial de su más reciente modelo que tiene los colores de los aros olímpicos, mismo que se les dará a los 12 mil 500 atletas al llegar a Río, para que puedan estar en contacto con su gente o de la manera que prefieran utilizarlo”, pronunció Claudia Contreras, directora de Mercadotecnia de Samsung México.

Para lograr este patrocinio la empresa tecnológica encuentra en los Juegos Olímpicos la oportunidad de siempre buscar el beneficio de las personas, uno a través de la tecnología y otro por medio del deporte, con ese ánimo de siempre superarse.

La empresa tiene varias campañas Olímpicas que buscan compartir la emoción de los Juegos Olímpicos con las personas alrededor del mundo y le permiten a todos participar en los Juegos a través de tecnología móvil innovadora. El compromiso de Samsung como Patrocinador Olímpico Mundial continuará a lo largo de Rio 2016, PyeongChang 2018, y Tokyo 2020.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL