Ya sea al interior de un punto de venta o en un espacio público al aire libre, la prueba de producto, también conocida simplemente como sampling, es desde hace varios años una acción promocional que se ha mantenido vigente gracias al buen recibimiento del público y a su efectividad.

Con ayuda de un promotor, esta técnica promocional permite a una marca poner en las manos del shopper un nuevo producto, de tal manera que al tener una prueba de ese producto pueda conocerlo, saber más detalles sobre sus características, beneficios y cómo estos aplican en la vida del cliente, información que buscará persuadirlo para que su decisión de compra le favorezca.

Este año, de entre los factores que influyen en dicha decisión y que pueden incluso modificarla, la prueba de producto es uno de ellos, ya que logra influir en el 24.5 por ciento de los consumidores en México, según información publicada en el Estudio Anual de Retail 2019, elaborado por el Departamento de Investigación de InformaBTL.

Samplig personalizado para una mejor experiencia de marca

Dentro de las tendencias de consumo y también al crear campañas de marketing BTL, la personalización es una de las más representativas, la cual ha permitido que varias marcas que la han implementado obtengan no solo la preferencia y compras de su target, sino también su empatía y lealtad. Y al ser una tendencia a la alza, estrategias como el sampling también se han visto adaptadas a ello, todo con el propósito de darle al consumidor una experiencia integral y única.

Pero, ¿por qué personalizarlo? Claudia Ramírez Esquivel, directora de Mercadotecnia y Planeación de Canon Mexicana compartió en entrevista exlusiva para este medio que con una acción de esta naturaleza no solo se da a conocer el tipo de productos que la compañía tiene a la venta, sino también se da al consumidor una experiencia de marca que le permite acercarse al target y fomentar un sentimiento de pertenencia, ya que al ver su nombre y otros datos personales, favorece a la conexión emocional y, en consecuencia, a una relación y prefrencia a largo plazo, además de motivar el deseo por saber más de esos productos y hacer una compra.

Hacer un sampling personalizado también fomenta un mayor interés en la marca y sus novedades, por lo que sus próximos lanzamientos serán más esperados y la posibilidad de adquirirlos se elevará.

SUSCRÍBETE A LA REVISTA IMPRESA A UN PRECIO ESPECIAL