Robin Williams y un Personal branding que negó la marca del humor

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
El Personal branding de Robin Williams negó la marca del humor, se convirtió en Garrick, en el actor que negó su talento, sus fortalezas de venta ante el público.

El Personal branding de Robin Williams negó la marca del humor, se convirtió en Garrick, en el actor que negó su talento, sus fortalezas de venta ante el público.

Más notas relacionadas con Branding:

Snowden, el Branding de un hombre marcado por la información
5 características del Branding
Libro del día: “Storitelling. La máquina de fabricar historias y formatear mentes”

Es Robin Williams el actor que ponía de buenas a los clientes en las salas cinematográficas, aquel que hizo de sus personajes una marca, un Personal branding, un vendedor de sueños en “El pescador de ilusiones”, un management en la “Sociedad de los poetas muertos”, un clown cura almas en “Patch Adams”, un travesti con tal de recuperar a sus hijos en “Mrs. Doubtfire”, un Peter Pan cincuentón en Hook, un locutor sarcástico en “Good morning, Vietnam”, un hombre Bicentenario que ya nunca será. Pues Robin Williams será la leyenda de uno de los mejores actores cómicos y su Personal branding lo trascenderá.

Captura de pantalla 2014-08-12 a la(s) 10.42.29

Sé parte de InformaBTL

Únete a más de 25 mil lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de marketing de consumo, BTL y retail tu correo.

Populares

Contenido Premium

Recomendación del día
Más sobre Below The Line

Artículos relacionados

You don't have credit card details available. You will be redirected to update payment method page. Click OK to continue.